viernes, 1 de febrero de 2013

CLARIDAD DE TU CARNE

Knut Ekwall, Fisherman and The Siren Der Fischer und die Sirene, 1904.
(Imagen tomada del FB de Erótica)





CLARIDAD DE TU CARNE




Te lleva el viento como de la mano…
BASILIO FERNÁNDEZ




Avanzan mis manos sobre el césped blanco de tu carne, sintaxis del pálpito
junto al oleaje móvil de las redes de la sombra gigante de la bóveda.
—Muerdo mientras duermo el becerro de tus ijares,
la voz a borbotones mientras cruje en el aleteo de peces subterráneos.
Trazo el confín de las aguas, golpeo la copa del secreto
para beber tus aguas dulces,
la claridad toda en ascenso a las ventanas.

(En el fondo el mar rojo al abrirse el hambre. Y en la alacena, los fines de semana de polen, el desván resbaladizo de la desnudez, la claridad y sus andenes de fermento. En la noche toda, lo verde del retablo y el trote de la humedad en el afán de la verja. La claridad envuelve los meandros.)

En la llanura, los sedimentos del regazo. El alba girando en la esperma,
con su grandeza de nudo ciego y acantilado.
Allá la mirada encendida del malecón; aquí, el invierno del alambique
con el barrilete del arcoíris, —Parece que, en la absoluta claridad de tu carne,
no necesitamos lámparas para alumbrar la lejanía.

Barataria, 31.I.2013



No hay comentarios: