domingo, 17 de febrero de 2013

VIAJE INÚTIL

Foto de I Crete, cogida del FB de  Mirela Ciortan






VIAJE INÚTIL




sur la table de travail dans un vague désert muet
je deviens fou de rage, d’humeu noire…
ÁLVARO MIRANDA




Las distancias existen.  ¿Dónde queda la tinta del poeta cuando la voz
se extingue? Mi viaje jamás tuvo odio, solamente sequía, hambre por el mar
de los velámenes. ¿Fueron los torvos bolsillos del crepúsculo
los que me volvieron apátrida, y tránsfuga del azúcar?
Soy hombre y no pertenezco a marcas ni patentes: tengo la verdad
por horizonte y las manos limpias de limosnas. A nadie insulto, ni al guitarrón
que zumba como duro presagio entre el tragaluz de los aleros.
Soy esas extrañas palabras inabarcables,
la palabra que por costumbre habita la nostalgia, la palabra inventario
en las esculturas de la lluvia, la pared de la noche en los anillos grises
de la tarde, el paladar que adivina los estatutos del vinagre y el jengibre.
Siempre he sido esa rara avis dibujada en el cuaderno de la ceniza.
La noche desnuda todos mis inviernos y es triste, es triste como todos
los fantasmas que llevas en tu propio vuelo.
Es triste ver los ojos fuera de su órbita, en las fauces atropelladas del pañuelo.

(Las distancias existen, como existen desorbitadas las cuerdas del reloj, como la marea del eco en el aullido de los coyotes. ¿Adónde va la muerte prematura y el bregar dentro del canasto del arcoíris? —Sólo fue noche el lamparazo del rocío, la hoja verde del temblor de los peces, el sol que se perdió en la sombra del deletreo, días y días en el pasto de un pasamontañas, fósforos grises al borde la noche. Las distancias existen. Existe la muerte prematura. En medio de los cáñamos de las sombras, la difícil tarea de salir ileso. Ya me he ido con la furia de las cruces en un campanario de niebla. Se oye el estrépito cuando cae la escalera y se rompen las llagas del alfabeto.)

Barataria, 04.II.2013 


No hay comentarios: