miércoles, 20 de febrero de 2013

ZONA DESIERTA

Imagen cogida de fondosdepantallas.org





ZONA DESIERTA




(Nos mordemos los calcañales haciéndole muecas a la última puerta con lianas de la casa abandonada de la infancia; en los bolsillos, el horizonte árido de la libertad y la frenética de las regiones oscuras del vuelo. Más allá de los cementerios macabros del juego del trapecio, las hadas sin varita mágica abren las persianas del ojo automático de los amarillos mordiendo la tierra. De pronto uno no sabe dónde se cuelga el arco iris, ni qué destino tienen las aguas del azar, las aves envilecidas en el sillón de la noche; en el torrente de lo insólito, las pulsiones gástricas del tizne, los desiertos putrefactos sobre la superficie del peldaño del mosquito corrompido del paraje. En medio de los hacimientos carnívoros del cactus, el pelaje trágico de la arena sobre los párpados. Los cuervos se alzan sobre la hamaca del horizonte.)

Siempre estoy próximo al trabajo de los grillos, a los anillos del mal
inmersos en la belleza del ataúd en busca de notables.
Desconozco la holgura de los empréstitos del alma, la perdiz que se descuelga
del hilo del sollozo, el sentido terapéutico del nido ensangrentado
al lado de la sábana contenida en los muslos.
Me harto de las fotografías que elevan mi estado paranoico, me harto
de la noción de los objetos, de ciertos fetiches que suponen sentimientos.
Fuera del tintero que guarda el equilibrio de la tinta, no me queda sino
la fijación de las axilas,
el pleonasmo o la atenuación de los relojes en el glande.
—para quitarle los sombreros a lo trágico, es necesario el monólogo cómico,
y romper el huevo donde habitan las tormentas.
En los próximos abanicos del cielo, evitaré el plumaje de las mensajerías,
y le daré paso a los prismas del sueño…

Barataria, 10.II.2013


No hay comentarios: