sábado, 16 de marzo de 2013

ARS POÉTICA

La imagen ha sido cogida del blog: lavereda.files.wordpress.com





ARS POÉTICA




Todas las semillas del día han hecho mi poesía. Todo lo insondable
me acompaña: la piedra humana y los colosales rieles de los trenes
de mi infancia, la estación de luz quemada en mis zapatos.
Si algo le debo a las horas es la memoria de las cosas, la bocina
del alfabeto que me ha perseguido desde siempre.
Abierto al tránsito de la noche, he hecho de las palabras, calles, luces
para mi propio deletreo; y asumo mi boca para los estertores de la hoja
que me espera como un mapa de amplias vigilias.
Nunca termina mi faena. Ya lo dijo Borges: “el arte es una eternidad.”
Primero, vi; luego, observé el bestiario como quien lee el Libro de los muertos,
o El Cantar de los cantares, cruzando la inmisericordia de las doctrinas.
Nunca he creído en la indulgencia de la poesía, por eso frente al espejo
le he hablado a las sombras y a la conciencia en su propia jerga.
El poema siempre es vitral colmado de incertidumbres; quien no haya
vivido sólo podrá elucubrar en pantalones cortos.
Un poema no se hace con azules inocencias, sino con todos los peñascos
que circundan las ventanas, si al final se avizora el horizonte, entonces
pálpito y germinación son genuinas.
El poeta en esencia es un alfarero, fabrica con palabras lo que otros
hacen con el barro: nace y muere, incendia el vuelo con sus ojos.
El poeta hace desde el sollozo o la risa, su trinchera de territorio liberado.

Barataria, 08.III.2013



No hay comentarios: