lunes, 25 de marzo de 2013

FUGA DEL DÍA

Imagen cogida de la red





FUGA DEL DÍA





mientras inmerso,voy al alba con la baja mar hacia el mar.
pues la muerte es un mundo misterioso que seduce…
BADR SHAKIR AL SAYYAB




De las manos juntas, la fuga del día, las aguas de siempre, el insomnio.
¿Se vuelve silencio la imagen de la ventana? ¿Hacia dónde va el desvelo
cuando todo es fuga, la sombra al roce de las ausencias?
—Punza el polvo sobre la piedra de la nostalgia, el aliento huérfano
en su propia tortura, zumo de la raíz que se nubla en la ceniza.
(Todo es abominable en la esclerosis del alma) pero aquí no termina
el drama ni es la antesala de los minutos sordos, ni el estertor de la herida;
mientras sucumbe el presente, discurren aguas sordas,
—¿vienes? ¿Llegas? ¿Te marchas?
(Siempre los colores amarillos arrecian en la lengua. La candidez es miseria)
Ya lo dirá la apoteosis de la inmortalidad, el mordisco de la pupila,
el chubasco degustado en la cicatriz de la marcha convulsiva del escalofrío.
¿A quién espera la máquina tragamonedas del together, los jazmines
colgados del tapial de la saliva, la calle escarbando en el susurro de las agujas,
como una oración que nunca acaba en el aullido ni en la telaraña colgada
de los dientes, boca de siempre sobre la mosca que espía el cielo.
(La fuga como la luz mata. Mata los sueños el que yerra. Si hay misterio
en el trajín del ala, debe ser la saeta en el talón de Aquiles.)
—En las esquinas del ombligo hierven las conjunciones subordinantes:
pese a toda la agonía, pese a la hora de aquel mal de ojo del cielorraso.
(En la verdad del pensamiento, la comunión con la luz)
Vive quien respira lo trashumante, vive quien mira el horizonte de la nada
rehaciéndose cada día en las pupilas. ¿Continuamos viviendo
en los distintos tejados la renuncia per cápita de siempre de los zapatos?
En lo posible la plantación psicótica de una sinfonía. No importa la claridad:
siempre perseguimos el delirio que seduce, sea la boca, la fosa o el sueño.

Barataria, 25.III.2013


No hay comentarios: