lunes, 11 de marzo de 2013

MAREA DEL INSTANTE

Imagen cogida del FB de Artesanato Grupo





MAREA DEL INSTANTE





Contra viento y marea las bodegas interiores del poema. Quizás sea
imperativo el asombro en el deletreo de los muros, las bocinas infatigables
del suspiro sobre el sombrero espumoso de los sueños.
Ante cada movimiento la didáctica de los neumáticos, los sonidos
del grosor del aliento, esos giros del tacto en la ceniza del destierro.
Reclinado el balcón del ansia sobre la tela que nos bebe,
el río oscuro de los años, maestro implacable de los mansos sosiegos.
Casi a la deshora del olvido toda suerte está echada: todo caballo
es sombra, todo rostro en la extraña bóveda del oleaje.
Los cuerpos en la noche alcanzan la plenitud mientras amanece.
Debajo de la piel, el inmenso trabajo de los días, la sintaxis del polvo 
desgarrado, los filosos puertos y las enredaderas extendidas sobre la acequia.

(Nunca sabremos qué silencios gobiernan la melancolía qué fuentes nutren la intemperie los días extáticos de las paredes los olvidos del mimbre de la lluvia allí en los inviernos del ojo obsceno del invierno —sé que en las manos duermen los portales de la danza la casa pétrea de los recuerdos las esquinas del pan en el sigilo del poema despojado de esos puchitos de tristeza el poema olvida que también es silencio en las mamposterías sobreviviente de la ropa que cuelga del dintel así sobrevivimos a la palabra materia de penumbras pero también de ascensos así ante el fogonazo del instante descargamos las vísceras en la tinta: abrimos la conciencia para darle filo a las azoteas desde la memoria caminamos sin nombres todos los días)
Barataria, 03.III.2013


No hay comentarios: