jueves, 21 de marzo de 2013

NOCHE ADENTRO

Imagen cogida del blog de fernandomoure.wordpress.com





NOCHE ADENTRO




Dejamos intactos los páramos del día para adentrarnos a la noche.
Ante el aliento desollado, sólo el traspiés de los huesos,
el río enjugado de los pañuelos,
y ese otro más allá, —impaciente, presentido— en la atarraya de la pupila:
ante el olvido que se abre a la otra página del ansia, el tiempo
y sus lámparas ¿pueden las palabras esconder la noche, el despojo?
Ya vaciados los recuerdos y rotos los ecos y cerrado el oído, me vuelvo
noche adentro a lo mío.
—¿Soy otro, siendo el mismo?
La lluvia en la sombra, cerca de  la cacofonía del lecho oscuro, cerca
al viejo laberinto de los dedos invisibles del absurdo.
(En una noche nombro toda la vigilia de mi tinta. Torpes abanicos vibrando
en cada astilla del clisé de los recuerdos.)
Remolino de sueños, el agujero negro de los tulipanes, los cuerpos
en la noción del escombro, el film hierático del calendario.
(En la flexión del tiempo, los hipocampos, escondidos en el agua que reverdece,
el otro tiempo que se atisba en el vilano.)
—Despejada la conciencia, crece hacia dentro, el trance próspero
de la alacena, el bosque sin paredes del anhelo, el oleaje de la lejanía.

Barataria, 18.III.2013



No hay comentarios: