lunes, 4 de marzo de 2013

PAISAJE INEQUÍVOCO

Imagen cogida de la red




PAISAJE INEQUÍVOCO




Hacia el aprendizaje líquido de la desnudez, la amputación de la noche
en la travesía del prontuario de la alacena,
el extravío en el poema de las fluorescencias, a punto de descuajar
la materia del pezón del desasosiego, el tránsito si se quiere de la quimera
hacia el nicho donde converge la mecánica del horizonte.
Ya es inequívoco este riesgo a la agonía,
—en la superficie, el alfabeto sobre la mesa de la lascivia, la dentadura
para la fugaz desnudez del disturbio que construye el horóscopo.
¿Es laberinto, cárcel el pez multicolor de las palabras, fundación del semen
en los días recónditos?    
¿Es el intermedio de la geometría de la noche el volcán infinito
del cuerpo en fuga o sólo el museo bípedo del torrencial quemado
en el ojo cíclope de las enredaderas?
Por cierto que el extravío es inadvertido. Llueve, y hay cántaros ebrios,
en la leche de las tautologías, en el número par desvelado del delirio,
consagración de ojos y manos, ebrias paredes del insomnio,
allí donde el sinfín se refugia en las aguas de la prolongación de la vida.

Barataria, 19.II.2013


No hay comentarios: