sábado, 2 de marzo de 2013

TRANSPARENCIA

Foto de Olesea Girlea, cogida del FB de Ludmila Paciulia





TRANSPARENCIA




Mirar la gota en el ojo que la ansía. La gota solamente en lo profundo.
—Pero, no mires la claridad, en la claridad misma, sino en la salida
de los rostros y los nombres;
todo tiene su ritmo, el fuego y la muerte, el tiempo que nos alcanza
y nos deja, el grano de mostaza en la estatura, la roca fiel al río
en su propio espejismo.
No mires los colores volcados en el arcoíris, sino en la rama disuelta
del designio, que la palabra compartida es silencio.
No camines si al caminar, acaba el bullido de la sangre, allá en la sombra,
la piedra de los sueños, quizás la claridad que a veces nos avergüenza.
No busques compañía, en la compañía del tallo, hazlo en las semillas,
y hasta en los pergaminos del viento.
(El poema siempre vacía a manotazo limpio el pálpito del firmamento.)
Líquido el poema, se siente la retribución en las manos: el sollozo
no necesita de pañuelos, sino de un cuerpo que lo contenga,
en el tibio pergamino de la luz.
No mires la intensidad con tus ojos, mírala desde el espejo del otro;
entonces podrás saber de qué están hechos, fuego y tormenta…
Barataria, 18.II.2013



No hay comentarios: