lunes, 27 de mayo de 2013

ENRAMADA

Imagen cogida de: viajeros.com





ENRAMADA




Cegado el polen, el aire, la luz, disueltas las palabras, ahogadas
las esquinas del vértigo, volvemos a la irrealidad del horizonte:
el cobertizo y la chamiza acumulan las sombras petrificadas, los troncos
de nuestra materia enmohecida,
los días idénticos a los azacuanes o zopilotes.
¿Podemos, acaso, anunciar el desfallecimiento, el humo amargo
de la memoria, todas las noches juntas que ardieron en el desierto?
—Debajo de mis venas sostengo la pústula nocturna que mordió el liento,
la piedra que deshizo mis zapatos.
(Cuando el día es claro, no se necesita de árboles dispersos.)
Hablo con mi sombra, —claro— indisoluble en el follaje.
Barataria, 17.V.2013

No hay comentarios: