jueves, 20 de junio de 2013

CASA

Foto de Yavuz Tellioğlu, 
cogida del Fb de Gogioiu Luminita 




CASA




Hice sin saberlo mi propia casa: el poema que cada día abre la ventana
y, entre las aldabas del aliento, hace resaltar el tiempo.
Cuanto abre la vena del conjuro, el destello cotidiano de las mochetas,
la viga colmada de arcanos.
—Siempre tuve la suerte de leer entre las sombras, aquellas paredes
de monólogos fugitivos, los días derribados por la noche, el vasto pájaro
de la razón con sus versos.
Alrededor de mí, los centímetros salpicados de madera, la desnudez llovida
de la eterna campana del césped. (Igual que la respiración de la brasa,
las corrientes del viento en las sienes.)
Nunca muere la audacia si el aliento florece en el rocío;
nunca el poema deja de ser ascua, cuando éste es casa de alumbramientos.
(Cada quien desde su pálpito construye sus propias incandescencias.)

Barataria, 09.VI.2013

No hay comentarios: