viernes, 7 de junio de 2013

FRÍO

Imagen cogida de la red




FRÍO




Veo desde mis huesos la vieja serenata del frío y sus dobleces.
(Danza el mar de la tarde con su extravío de aguas.)
Me ríen las gárgolas marchitas de todas las noches de trenes, las arterias
del horizonte y al punto de la cama, la mortaja, el pabilo modesto
de mi pálpito. Los vagones que dejaron de ser lámpara o cántaro,
el pino o el ciprés envueltos en el pozo de agua de los pañuelos.
—Allá, casi amarilla, la lenta herrumbre de la intemperie, el juicio miserable
del olvido, las aguas duras sobre la losa.
Sobre los poros, la noche inmensa de la madera: en el puñado del aliento,
Siempre la boca deshabitada y el color gris de los adioses.
(Lleno de niebla, el abrevadero inservible de las tapicerías.)

Barataria, 26.V.2013

No hay comentarios: