lunes, 17 de junio de 2013

HERENCIA

Imagen de 
Nikolay Repin, Russia, cogida del FB de Music & Painting




HERENCIA




Aprendí a no leer los periódicos para evitar la fatiga.  Y, a cambio heredé,
las escrituras de la almohada. Fue sólo tiempo la luz en el dintel,
y el fuego en los corredores de la frente.
Dentro de la oscuridad, el barro del augurio, los colmillos de algún grito.
Para vivir, —me  dijo el infinito—, habrás de morir cuantas veces
sea necesario; luego, sabrás el misterio de las ventanas.
(Ahora tengo más dudas que certezas, cuando atravieso la lluvia.)
Desde aquella sangre heredada, este juego de creer en el espejo…

Barataria, 06.VI.2013

No hay comentarios: