lunes, 30 de septiembre de 2013

LUMBRE

Imagen cogida de blogphotos.wordpress.com





LUMBRE




Busco la lumbre después de mojar los pañuelos en el bosque.
En la noche sólo el instinto y el pulso y las cabañuelas de siempre
para descubrir el tiempo insondable.
(Hay alfileres que evocan ciertos sonambulismos, polvo de párpados
en las estrellas, negros tambores bajo el haz de los guijarros.)
—En cada viaje, Diógenes en el aliento, los múltiples pájaros en el pórtico
del césped. Quiero atrapar el ojal de los picotazos.
A diferencia del arado en la penumbra,
las calles atrás de los brazos de la transparencia, atrás de las escamas
de la caligrafía.
(Los siguientes pasos de seguro serán historia, sin pena ni gloria.)

Barataria, 28.IX.2013

domingo, 29 de septiembre de 2013

NOCHE

Imagen cogida del FB de Music & Painting




NOCHE




En el quicio de la puerta, la noche y su respiración densa. El trabajo
del sonido y el destino con sus aguas gastadas.
Desde siempre las gotas cercenadas de la historia y el espejo quebradizo
mientras camino alrededor de las paredes de las sastrerías.
¿Cuáles son los diálogos íntimos que aún conservo de los amigos?
¿En qué baldíos caben los álbumes del juego de llaves del invierno?
—Camino.
Entre tanto ahogo, las alambradas del pensamiento. El patetismo
de la carcoma, todo lo que no fue y por fin se abre al ordeño.
(En la fiebre de la noche, tantos asesinatos: quizá la mueca contra el olvido,
quizá las garras como idiosincrasia del hollín.)

Barataria, 27.IX.2013

sábado, 28 de septiembre de 2013

PASADIZO

Imagen cogida de Luminita Lazaroiu




PASADIZO




Adiós entre el hábito de las aguas y la nostalgia. Ebria espesura del confín
ahí donde la ración diaria de la supervivencia nos muestra sus encajes
de inconciencia. ¿De qué espejismos fue hecha la angustia?
(Siempre termino por adentrarme en el apogeo de las ausencias.)
—Supongo que estoy condenado a transitar estas calles líquidas, más
acá o más allá de las pulgadas de los pájaros: se yergue la iracundia
de las horas, ¿qué rumbo toman las grúas de los puertos, estos pasadizos
de sombras y escamas?
Desmoronable como la torre numérica del rompecabezas;
ardido hasta la garganta de las ventanas que se desviven en la tinta del pudor.
(Las ansias son ese sedimento de las páginas aún no escritas, el paraguas
de neblina que quiere instaurarse sobre la ropa del delirio.)
—Sobre las aguas del río, la coz del caballo buscando la salida…

Barataria, 25.IX.2013

viernes, 27 de septiembre de 2013

SOMNÍFERO

Imagen cogida de la red





SOMNÍFERO




Prefiero el insomnio al golpe de piel de los somníferos: es  inmoral
esta recurrencia del indicio y los detractores.
Existe un déficit real que escapa a las censuras, —acércame el cáliz
antes de la ofensiva, tus movimientos calculados, las horas que duelen
cuando atravesamos la frontera
del maniqueísmo. (Nos hundimos en el trabajo regresivo de los días,
en ese mitigar la oferta y la demanda de la brújula.)
—La igualdad es el mayor dolor de cabeza, aunque seduce.
(Alfabeticemos, entonces, la riqueza y los manuales encubiertos de la complicidad:
 la letanía es un tropezón en ayunas.)

Baratara, 22.IX.2013

jueves, 26 de septiembre de 2013

PEÑÓN

Imagen cogida del FB de  Comunală Ribița



PEÑÓN




¿En qué tapiales, en qué piedra se encuentra el sosiego? —Ya desde
el peñón del alba, los días que juegan a ficciones.
Por doquier el torbellino de los velorios, el reverso de las semanas, allí,
como el pasmo que me deja un violín derruido.
(Detrás de los ecos, otras puertas y otros visitantes: no hay milagro,
si acaso  los barrotes que aún persisten, los movimientos calculados
para el degüello.)
—Ahora me dedico a pensar en los pormenores de la inflación y en los golpes
de pecho que llegan hasta la espalda.
Señoras y señores: tengo derecho a la sedición, para ello cuezo el semen
de los metales y abro el pulmón de los arrayanes al amanecer.
Junto al adobe de la pendiente, las espuelas del día…

Barataria, 20.IX.2013


miércoles, 25 de septiembre de 2013

POLVO

Imagen cogida de severlasalreves-palindromos.blogspot.com




POLVO




Frente a mis ojos, el polvo se estira como una superstición inaccesible.
Inmensos los caballos negros de la noche, la ciudad que duerme
en su espuma refugiada, hierros de puertas y baldosas, bueyes cansados.
En las ingles los pétalos derretidos de la deshora.
Frente a las ventanas, las bocales devoradas de las enredaderas
y esta suerte de escoba inútil en medio del asfalto: por todos lados crece
la avaricia y los discípulos de gánsteres buscando oro.
¿Hay tierra todavía para la demanda de sepulturas? ¿Dónde están las cucharas
para beber el cieno provocado por la lluvia?
—Sangra la sal el luto del mar.
(Disueltas las campanas es imposible fiarse del azar. Preparémonos
para la decadencia o para los pedales de las bicicletas.)
Arrecia sin paracaídas, el alfabeto negro del hambre. Hay que inventariar
a todos los caníbales de éste y los siglos venideros…

Barataria, 21.IX.2013

martes, 24 de septiembre de 2013

PASADIZO

Imagen cogida del FB de Maria Ranga




PASADIZO




He cabalgado largos pasillos de recuerdos: una tras otra la furia
de los monólogos terribles.
Uno tras otro el bosque de los días postreros, la danza triste del recuerdo
y la fiebre del polvo que doblega mis rodillas.
(Los pasadizos tienen manos de semanas acumuladas, extraños resuellos,
 severas fibras de polilla.)
Por si acaso llevo un crucifico en el pecho atorado de inclemencias.

Barataria, 23.IX.2013

lunes, 23 de septiembre de 2013

MITOLOGÍA

Imagen cogida de la red




MITOLOGÍA




Vengo de mis propias herrerías, ahí donde el fuego es irrefrenable.
Me resisto a los días seductores de lo inhóspito, al culto doméstico;
y me entrego, después de viajes y cadenas, al abecedario que cava
en mi memoria un destino de espejos.
(En el camino,  maléficas miradas como Gorgonas de los tiempos
ancestrales.) ¿A qué atenerme en este batallón de colmillos?
¿Puedo rehuir de la centella monstruosa, de las catástrofes pétreas
de la sal del planeta? Intento —desde escaleras subterráneas—, desde
la conciencia, imaginar otras alegorías.
—En la embriaguez del brebaje, la pira y su extraño regazo de saliva.
Ignoro, desde luego, cuando el mar aflora en ebriedad
y la aurora emerge sola en el trasiego del día. Todo excede al subconsciente.

Barataria, 22.IX.2013

domingo, 22 de septiembre de 2013

SINFÍN

Imagen cogida de la red




SINFÍN




En el cántaro, la sed aglomerada de las aguas,  los sedimentos del sinfín,
y esta luz que brama en la campana esparcida del aliento.
Todo se pierde en la filosa polilla de las sombras: aguas de sal
envueltas en los poros, —arde y se expande la leche de la neblina
como aquel mar ardiendo en los espejos de la espuma.
¿Es sólo el tiempo el que nos desvive? —De súbito cuelga la ceniza
sus entrepaños, ¿quién sangra entre cucharadas de hormigas, en un mundo
donde se sublima la sordera?
Es terrible vivir en el subsuelo de los centímetros. Nos despojamos
de la vergüenza y nos hemos vuelto profundamente sobornables. El disfraz
volvió menester la oscuridad: le robamos la lecciones
de urbanidad al sentido común de los paraguas, —decretamos la apariencia
como otra forma de robarle a los pájaros su propia fantasía.
(En el absurdo de los conglomerados, la sordidez hace lo suyo: quizá porque
el único regazo posible para la sobrevivencia es este juego de camuflaje
en el que obra la demencia.)

Barataria, 21.IX.2013

sábado, 21 de septiembre de 2013

PARÁBOLA

Imagen cogida del FB de Biblioteca Costesti Valcea




PARÁBOLA




Aquí el camino que el día nos pone en nuestros zapatos. ¿Es acaso
la gota de los sueños que se extiende en medio de las raíces del aliento,
o es el fragmento de resplandor que cruje?
—Alguien me dijo que el camino es un cuaderno infinito que se anuda
al propio ojo y que según el caso, cada quien siega el rastrojo o el sinfín.
El camino de la vida, entretanto, —me dijo otro, un socarrón—, 
es como una luciérnaga en la rama de las sombras. Ahí cualquier alzada
puede ser tu muerte.
Otro, diáfano en su conciencia, me dice que el camino seguro es aquel
espacio donde el caminante  puede hacer a un lado la polilla.
No puede engañarnos la parsimonia de las tarántulas, ni el zopilote
a condición de su vuelo desmedido.
(Caminar es la mayor audacia, pero no siempre es fácil cuando se ha permanecido
 mucho tiempo en hormiguero o amarrado a tronco de árbol.)

Barataria, 20.IX.2013 


viernes, 20 de septiembre de 2013

DESVELO

Imagen cogida de islakokotero.blogsome.com





DESVELO




¿Sirven de algo los desvelos? Vivir para morir, pelearnos con el tiempo;
el pensamiento nos arrastra hacia otras voces de la ficción: sombras
conmigo hasta la luz de las palabras, ciega espera en el taburete
de la muerte, batalla que escinde las cerraduras.
(Siempre es extraño y confuso contar las sábanas póstumas e íngrimas
de la ventana amarilla de los años.)
—Más allá de las ramas de los brazos, del esqueleto que lame la noche,
está la inmunidad derritiéndose en el barro que soy:
uno siempre se codea con el hambre en los andenes, —hay tantas bocas
que los zaguanes resultan insuficientes para la transparencia…

Barataria, 22.IX.2013

jueves, 19 de septiembre de 2013

INCENDIO

Imagen cogida de la red




INCENDIO




En los incendios grises de los inventarios,  el ángel diligente de las aguas,
la estrofa de las sastrerías nocturnas, el gato que sobre el tapial maúlla
y rasguña la punta de las estrellas.
(Cada quien lleva dentro de sus ojos, una porción de barcos e islas.)
Tal vez porque allí se abren al mundo todos los calendarios,
la luz del alba que fustiga, o el litoral curvado de la muerte. —en las manos
anclan los peatones de los rascacielos,
un blues con tabaco como chilillos retorcidos que se vislumbra
en los espejos violentos del polvo.
Sólo queda apagar el fuego de los paisajes siniestros del día a día: las horas
y los muros pasan como vallas publicitarias frente al escapulario
sangrante del arado.
Un día de tantos me pregunté por la primavera: soy mendigo —dije—
cuando me habló una geografía sin lámparas…

Barataria, 19.IX.2013

miércoles, 18 de septiembre de 2013

QUIETUD

Imagen cogida de la red




QUIETUD




Después del trajín, la claridad sosegada en el nido. El poema que navega
en los armarios del sueño. (Tal vez el corazón ciego y desnudo.)
—¿Hasta qué punto la quietud es camino y no otra pena que despierta
al sueño? De pronto, cada día, la historia nos muestra su pésima
memoria, —malas razones y caminos perdidos—,
me llevan a la rama y no al árbol, a la noche y no al día.
Al final tengo tanta sombras como un cúmulo de oscuridad: llueve.
Para vivir, dentro de una lágrima me es suficiente el zodíaco;
(ante los pájaros maduros, persigo el infinito, esos otros astros petrificados
en los peces de mi saliva)…
Barataria, 18.IX.2013

martes, 17 de septiembre de 2013

INDIFERENCIA

Imagen cogida de la red




INDIFERENCIA




Ya no me importa la tormenta ni el frío. No importa el cuerpo curtido
en los misales de la hojarasca: no puede ser negociable
la historia de las palabras,
ni mi propia decrepitud, ni la carcoma de mis huesos, a fin de cuentas.
(En el aliento transitivo del camino trasiego mis propios silencios.)
—Tras el murmullo un concierto de sombras apaga la luz: espero
para luego distanciarme del páramo.
En otros paralelos, esqueletos y gente que no despierta del sueño…
Barataria, 17.IX.2013

lunes, 16 de septiembre de 2013

ESCRITURA

Imagen cogida de la red




ESCRITURA



A Grace B. Castro H, con amistad.



El pino en el dintel como una sombra persuasiva. ¿Hasta dónde
llega la forma creada por mis manos, las imágenes que sofocan
la claridad? —Ecos de relojes soterrados en cada lumbre que penetra
el fondo de la tinta vivida hacia dentro.
(Hay una lluvia que grita como el pan en la hoja en blanco: existen
estertores fermentados en la palma de la mano, ésta que interpreta,
definitiva,  el cuerpo alígero de lo que se anticipa.)
—Cada primera palabra me da el sentido del ala y los recuerdos.
Hacia la alacena de la cerradura, el relámpago abierto del arcoíris:
en la hamaca de la levedad, el desvarío multiplicado del oráculo.

Barataria, 15.IX.2013

domingo, 15 de septiembre de 2013

METAFÍSICA

Imagen cogida de la red




METAFÍSICA




¿Qué haces, me dijo el ojo del tiempo? Voy, —le dije sin reparo, vuelo—;
y vos, pregunté— camino desvelando los demonios.
Callo. Hay paredes y espejismos.
Cada quien hace lo suyo desde la ficción o la clarividencia: (cada quien
crepita a su manera, en hoja verde o seca, sea agua o sombra el ahogo.)
—La afectación no tiene infinito ni poniente.
Dejadme. Yo sé cuál es mi hospedaje. El tuyo, no lo sé. Ojalá sea lejanía,
despierta voz en el cristalino del espejo…

Barataria, 14.IX.2013

sábado, 14 de septiembre de 2013

INSTANTE

Imagen cogida de la red




INSTANTE



A Teresa Esteve, in memoria.




En el sentido de lo cotidiano de la vida, uno revive todos los días.
¿Hasta dónde salvamos las distancias en aquel instante de mar?
¿Hasta qué página la tinta es expresiva, conjuro suficiente del poema?
—Cada quien desde su realidad profunda, revela sus introspecciones.
No sé qué flor emerge del destello.
No sé qué sortilegios tiene el ahogo de las tejas.
(En el búho de los hermetismos toda la respiración contenida del ahora.
Todo lenguaje afronta la muerte en el poema.)
Claro que, la totalidad nunca es habitable, ni en retrospectiva.
—Ten calma, me dijo la piedra: baja tus aperos y descansa…

Barataria, 13.IX.2013

viernes, 13 de septiembre de 2013

METAMORFOSIS

Imagen cogida de la red




METAMORFOSIS




El nosotros siempre es nuevo frente a la imagen del rocío:
el río de la claridad se vuelca en pájaro, amplios aletazos de las hojas,
esa forma de metamorfosis de los recuerdos.
—No se pueden inmolar los manantiales debajo de las sábanas;
el camino sigue como un ráfaga, sin que estemos…
(En el aliento la hostia del alma, el surco y el conjuro de las sementeras.)
Nada es extraño cuando dejamos que el tiempo haga su labor de labriego.

Barataria, 11.IX.2013

jueves, 12 de septiembre de 2013

CAMBIO

Imagen cogida de la red




CAMBIO



Hay que cambiar el odre, pero también el vino.

Barataria, 09.IX.2013