jueves, 31 de octubre de 2013

ESCOMBRO

Imagen cogida de la red




ESCOMBRO




Grito mientras las criptas muerden mis sentidos. Gimo ante la laboriosidad
de lo putrefacto, tiemblan mis lóbulos encallados en lo oscuro.
Llegado al hervor de los güishtes, la misma historia inaudita, los indicios
del desquicio y esa suerte de beber en la herida, el cántaro que clama
con el estupor debido.
(A menudo el desvelo cierra los costados del asombro, aunque siga siendo
el propio universo más allá de las escamas góticas de la ternura.)
¿Puedo fiarme del ventrílocuo y sus pulgares? —No sé cómo limpiarme
las manos de tantas babosadas:
ya mi demencia alcanza la plasticidad de la arcilla (aunque parezca inaudito, mastico el cascajo de  la agenda que deja el cuervo en el cerrojo.)
Otro día le pondré nombre a las disonancias…

Barataria, 30.X.2013

miércoles, 30 de octubre de 2013

FORASTERO

Imagen cogida de carlosjulioperezq.blogspot.com




FORASTERO




Nunca tuve ombligo ni envoltura en parte alguna: cada día renuncié
a los desvanes. Cada vez renuncie a la otra mejilla.
Crucé de día y noche las sombras del escapulario: cada aurora fue diferente
en las cucharadas de cierzo y emboscadas;
cada espejo era la encarnación de otro espejo y sus aullidos.
¿Puede la piel endosar tantas geografías, disponer del poro abierto
de la salmuera, juntar los pedacitos de puertas del recuerdo?
Nunca estuve aquí, sólo mi muerte y los golpes subterráneos del follaje,
sólo las aguas del olvido y la indiferencia.
En algún lugar, la balanza despiadada de la compraventa del Paraíso,
y el escarabajo de la sed a bocanadas, quizá el tiempo rebelde de la brasa.

Barataria, 29.X.2013

martes, 29 de octubre de 2013

DESTIERRO

Imagen cogida de la red





DESTIERRO




El único horizonte posible es tallar la piedra con otros juegos más sutiles.
¿Existe algún Evangelio que nos salve del patíbulo?
Prefiero tener pos mástiles los dientes y un horizonte de sal para hacer estatuas. (La barbarie descorre sus feroces fauces), ¿existen amuletos
para explicar lo inexplicable? —Me inmolaré en la abundancia
de otros nudos, el paladar se adultera en la cantera de la oscuridad.
En cada batalla sólo acuñamos centavos y palabras que nada tienen que ver
con las sustancias delirantes.
Un día de tantos cambiamos los papeles: de verdugo a mártir y viceversa:
mutamos la transparencia en nostalgia; y la red para atrapar peces
en mero desatino de paraguas vacíos.
Ahora hay que multiplicar la atarraya en medio del matorral…

Barataria, 28.X.2013

lunes, 28 de octubre de 2013

APLOMO

Imagen cogida de la red




APLOMO




Después de la marcha y los escalofríos, el aplomo frente a los balcones.
Ya ha pasado la tormenta con sus dientes verticales: es hora del olvido.
Ya no hay aullidos golpeando la puerta, ni tenazas  mordiendo los lóbulos
del pedestal de la sangre.
Ya no hay lejanías, madre, sino funerarias que esperan…
Nadie puede ya deshabitarnos, ni encender cóleras de uñas y dientes.
Nadie puede darme ya, más pobreza de la que tuve en la infancia.
Nadie puede expulsarme del tiempo cuando salí a voluntad propia.
—Vos, seguramente, solo te quedarás haciendo sumas amargas…

Barataria, 27.X.2013

domingo, 27 de octubre de 2013

Imagen cogida del FB de Music & Painting




TRAYECTO




Merodeo en los ojales, el último botón de la hospitalidad. La libertad
siempre es nuestra resurrección. El rumbo está en aquel pájaro que nombran
las palabras, en el fervor multiplicado.
—Cruzamos tantas madrigueras que una vez nos sentimos desahuciados.
(Nunca las aguas dejan de tener su propio cauce, por más abundancia
de acequias); cuando han transcurrido los ahoras,
uno sabe que venció a la malevolencia.
No hay más verdad personal que aquélla que revelan los recuerdos:
cuaja su ráfaga la materia de todo el trabajo del alba.
Cuando las turbiedades acechan, es menester invocar las aguas cristalinas
e incinerar lo insoportable…

Barataria, 26.X.2013

sábado, 26 de octubre de 2013

PRONTO

Imagen cogida de la red




PRONTO




Junto a la siega de la mañanas, la sobriedad del cierzo en la tortilla.
(La luz siempre me da sus aperos), Vamos —le digo— al agua de la vida,
a estos granos de cosecha de las sábanas, ahí en la ciudad
que me sirve de cama.
Si es tarde o temprano para esta tentación de las palabras, no lo sé;
no sé si cerrando los ojos puedo ver la claridad (cada quien dibuja
sus propios dibujos en la oscuridad, —digamos— el tiempo que habla
con nosotros desde la otredad de las paredes.)
¿Habla Dios conmigo desde mi ignorancia? ¿Hablo con Dios agarrado
del paraguas que abriga mis sombras?
Juro que desde la esquina de los acordeones, leo los manuales de toda
esta indiferencia. Desaprendo cada vez de las ventanas…

Barataria, 25.X.2013

viernes, 25 de octubre de 2013

ETERNIDAD

Imagen cogida de la red




ETERNIDAD




En el canto del pájaro, los papiros en tránsito y esa otra sed de eternidad.
—Es cierto.  ¿Puede la sed trascender las vestiduras?
Debajo de los zapatos desembocan ríos y no sé si alcanzaremos la orilla,
beber cada fotografía, todo ese humillo de las ciudades viejas.
Por hoy, sólo hay sombras colgadas de verjas y vestigios del sudor
de la tarde: rueda en círculos el follaje del espejo, los jardines escapados
de la conmoción diaria.
Por cierto, ¿vivirá la tinta en el sinfín? Salta el ojo en desorden subvertido:
vos perdurarás siempre como un silencio milenario.
Durmamos mientras tanto exista el monasterio de las palabras.

Barataria, 24.X.2013

jueves, 24 de octubre de 2013

PALABRAS

imagen cogida de pinturasycanciones.blogspot.com




PALABRAS




Cuántas se han dicho y nunca llegan a un destino cierto.
Hay un grito desde la garganta y los ojos, desde la historia de la boca,
(un día, —supongo—, ya no será precipicio la página ni esta múltiple
lluvia de perros subastando la realidad.)
—Vos, en medio de un paisaje amargo de acordeones, a media luz
el cargamento del alba,
cuando el tiempo pierde su brillo en los trastos tirados sobre la mesa.
Después de todo, ninguna estación fue mejor a aquélla llena de antros
e incendios, a aquélla que parecía redimir la salmuera.
En el invierno del nosotros, lentos pañuelos y embarcaciones, el filo
de lo profético: el día ha terminado para vivir en la transparencia.
Siento curiosidad por la noche y sus contradicciones.
Jamás el tiempo tendrá los antídotos necesarios a nuestra medida.

Barataria, 22.X.2013

miércoles, 23 de octubre de 2013

MUNDO NOMASITO

Imagen: pintura de Salvador Salazar Arrué. (El Salvador)





MUNDO NOMASITO





Cerca y las bodegas se desangran de lluvia. Cerca y la ropa
ya no a la medida. Somos comensales de muros impenetrables,
—no dejo de pensar
en la indiferencia de las semanas, ni en esta mezquina aspereza de la saliva,
ni en las imágenes de las telarañas.
(Todo atisbo de luz acaba por petrificarse en la redondez del desequilibrio.)
—Al final de tanta partida, uno termina creyendo que la muerte anticipada
es cierta: en el tintero la raíz de las sombras,
todas las formas postreras o antepuestas del conocimiento.
Tan distante el horizonte y uno lo ve a la vuelta de la esquina.
Tan cierta la miseria, que yo soy otra piltrafa en la espinela del cascajo.
Para engañarme veo el mapamundi con analgésicos…

Barataria, 24.X,2013

martes, 22 de octubre de 2013

UN POCO LOS CAMINOS

Imagen cogida de la red




UN POCO LOS CAMINOS




Alguien irá inútilmente a su destino
sin saber de agonías ni de bálsamos,
sin saber lo inalterable de las horas
que acompañan el viaje.
MARÍA CINTA MONTAGUT




Un poco, los caminos, mezclan luz, polvo y escaleras. Llevan o traen
evidencias, pájaros con ventanas al aire libre.
Ahí sobre las piedras se gastan los zapatos del cielo.
También de tanto, caminarlos se gastan los sueños y los olvidos.
—¿Qué ilusiones llevan los caminos? O, ¿Qué espejos devora la zarza?
¿Qué rompen las palabras diseminadas en el cuerpo?

(Es una locura cualquier viaje a través de túneles sombríos.)

Inventar veredas para que fluya el reloj,
atravesar las sábanas interminables de los espejos. Olvidarse que uno es
ojo en el cuerpo, sangre redonda diseminada en el césped del poniente.
Oso abrir la puerta con crayolas, y vencer al pesebre en cada lluvia.
Descalzo, muerdo el césped de los sueños.
Los otros cuerpos como el mío que levantan banderas.
Escaparates horadados por el asfalto, —sombra en el manubrio
del antebrazo,  o espuma sobreviviente de paraguas.
¿Qué puedo decir, de tanta espina acumulada en el ojo del búho,
en el grito de la escalera, frontera de la lengua en el aliento?
De nuevo el arco del camino de lo vivido: los muslos ausentes de mi avidez,
la mano erguida por el gallo del cierzo. La materia floral de esta búsqueda
sobre la caligrafía fiera del muro.
Es un ir y venir, casi boca abajo la luz, la sombra del zumbido,
la abeja del aire saltando en las pupilas.
Un día sólo seremos umbral en la infinita danza de las lámparas:
—ese camino a pie acumulado en las baldosas.

Ese nombre dibujado en el cactus o la piedra que nunca olvidamos.
El pétalo ronco de las manos se pierde en el cielo sin los labios del camino.
Una rama de aire enhebra la ceniza, —chubasco de recuerdos
como ráfaga, muebles de otro mundo sobre la desnudez de los poros,
pasajero de crayolas, en el gris del césped.
El agua sube hasta el alquitrán del fuego. Sube al cuarto de la garganta,
al taburete de tierra crecido en el cuerpo.
Los caminos son más: una procesión, también, de ataúdes vacíos.
El rostro inmutable del reloj profundo, el día enfebrecido de las alas,
quizá la propia rama del grito. El límite de esta palabra trashumante,
mi propio huerto de sombras caminando en silencio.

Barataria, 17.VI.2010

lunes, 21 de octubre de 2013

HAMBRE

La espera




HAMBRE




Tengo hambre de tiempo y rocío; hambre de mar e instinto.
(De íntimo vuelo sobre la infinitud de las florescencias. Me cansaron
ya las palabras doctorales, el sofoco de la negación y las tijeras, los desajustes
de la respiración, el trago tetelque del espejismo, las estadísticas
de la oferta y la demanda…)
Quiero quitar el vómito del pedestal de las estatuas; me duelen
los centavos de la microeconomía, los seudo racionalismos en proclamas:
en la escena hago gárgaras para distanciarme de los bagatelas,
la infancia no tiene por qué anochecer en los mitines.
—Hay una verdad más que cabecea: la compra venta de los miedos
y la agria hospitalidad de la polilla.
Tengo hambre de abrir mis propias quemaduras: hambre de respirar
sin destrucciones en la almohada, hambre de vos para levantar el techo,
la floración de la espiga, pese a que ya nos llevan ventaja las navajas.
Tengo hambre de aferrarme al tallo de tu ombligo
y curar la gangrena de los brazos…

Barataria, 21.X.2013

domingo, 20 de octubre de 2013

ECOS INMÓVILES

Imagen cogida de la red




ECOS INMÓVILES




Todas las cosas están hechas de pájaros. El día y los deshielos.
La inmensidad habla con desconfianza en los bolsillos, usted que sueña
con el vuelo lo sabe, con la sed huidiza de los umbrales.
Todo lo cotidiano permanece obsesivamente en los espejos: la farsa
es una substancia como la polilla, (mientras examino los ecos inmóviles),
me muerde la fisonomía de los sótanos,
el submundo de las palabras,
el velamen que se pierde en los zapatos. (¿Quién habita el cuerpo
de las estatuas en el desfiladero del sueño?) —Las evasiones ahogan
la respiración, (por si acaso toco mis pestañas con cierta fatalidad.)
En cada azogue asoma la rama de la asfixia…
Barataria, 20.X.2013

sábado, 19 de octubre de 2013

CADA DÍA

Imagen de André Cruchaga




CADA DÍA




Abruptos, desasosiegos. De pronto hacia dentro, los invernaderos,
los pasadizos y las ventanas demasiado oscuras, espejos colgados
en pedacitos, —esa maraña desconfiada de la muchedumbre. (En la raíz
de los sometimientos existen francotiradores que arrasan con el aire.)
En el aljibe del columpio parpadea el carnaval de las sombras:
al otro lado del oasis, las hojas acorraladas en el amarillo del invernadero.
A veces juego con la resina blanca de los columpios.
Hay semanas redondas como una gota de humedad entre las monedas gastadas
que cuelgan de los ojos o las axilas;
juego a excavar las clavículas, (existen anhelos corporizados como el ejercicio
de trepanar el aliento para luego bostezar en la escritura.)
Con el pañuelo desleído del viento, descamo los nudos de la sal,
y esta suerte de camino con traje mortecino…

Barataria, 19.X.2013

viernes, 18 de octubre de 2013

CUERPO

Imagen de André Cruchaga




CUERPO




En los ecos de la noche, los dos cuerpos entregados a la ruralidad
del césped. Sus miembros furiosos abren el candado del silencio.
No hay distancia alguna entre el nixtamal y la piedra de moler: en su reino
de azúcar cada destello carece de andamios.
Cada poro es una enciclopedia de aguas llovidas…
Mientras llueve buscamos los desagües de la sangre: el agua atraviesa
las quemaduras póstumas sin reparar en los límites del ojo.

Barataria, 18.X.2013

jueves, 17 de octubre de 2013

PUESTA DE SOL

Imagen cogida de la red





PUESTA DE SOL




Es casi un oficio para los ojos, atardecer en la faena de los pulmones,
vaciar el pulso hasta el último cabeceo de las ventanas.
—De manera insistente, emerge la infancia con sus trapos sucios:
(ahora para  todo hay brida en los zapatos),
servidumbres y malhechores de cuyo oficio me distancio.
¿Cuántas verdades se han dicho en nombre del tiempo y la historia?
Ciego estoy de polilla y de hospedajes.
He caminado largos kilómetros en la cautividad inmobiliaria de la herrumbre,
—dolido el paraguas
y los trastos que nunca fueron eficaces en la mesa.
Mi único lugar de exilio es la otra ceniza que desvanece la lluvia,
mi respiración sin agujas, ni cicatrices (que ya a la fecha he hecho inventario
de ellas); —desde cualquier ataúd el viento se torna insobornable.
(Esto lo aprendí, —claro— después de leer los periódicos y sus reverberaciones.)
Después de jugar con los envoltorios de la noche en el asfalto…


Barataria, 16.X.2013

miércoles, 16 de octubre de 2013

MADERA

Foto de Kokichi Umezaki Art, cogida del FB de Hugo Sánchez




MADERA




Desde lo profundo de la madera, las tantas eternidades de la rama:
sed, pájaros, meses, metamorfosis de la forma.
¿Será el viento el que renueva las ansias, la calma o la hondura del ala
que se gasta todos los días en la ladera?
—Árbol el alba que necesita la luz para emprender el camino, porque
el aliento desborda las aguas,
porque el fuego quema los surcos de la respiración primera.
(En el bajo mundo de la polilla y la grieta, la muerte del aliento.)
Empiezo y culmino el día en lo corpóreo.
Lanzo bocanadas como semillas hacia el infinito; claro la cruz en la noche:
sé que el mundo se adentra en el ojal de la noche, altares y cocción
en mis sentidos…

Barataria, 15.X.2013 

martes, 15 de octubre de 2013

PARADOJAS

Imagen cogida de la red




PARADOJAS




—¿Es la luz,  esta herida que emerge de la duda? —Ahí, la mirada fugitiva
de la paradoja, la oscuridad del despojo, el ojo mordido del braceo.
Siempre así en el traspatio de los naipes.
La lengua en la ingle. El desvarío apolillado de los roperos. La mortaja
helada de las alacenas.  El río de la sed conmigo.
Siempre así, la piel curtida de mi alfabeto: el ultraje del mugido,
la silueta lacerante de lo subterráneo. El vinagre multiplicado
del escombro. La urgencia de sacudir la espuma, —morder el balcón
del entusiasmo, seguro ya, de no tropezar con la gramática del aullido.
Voy, sin embargo, con esa noche de sábanas raídas…

Barataria, 14.X.2013

lunes, 14 de octubre de 2013

ALETEO

Imagen cogida de la red





ALETEO




En mis aleteos de pájaro moribundo lamo el corsé de las ventanas.
Enciendo las velas de las luciérnagas. Tomo los rieles de los trenes.
Ciego voy por el mundo invisible que me alberga:
ciegos los sentidos hasta el filo de la luz última del subconsciente,
—delgada ramazón donde la noche cuelga sus palabras.
Miro la escalera inestable de los puertos, la boca en la porción del aliento,
los peces blancos del alma, la hora cantada, plácida,
del astillero donde el agua es mansa, doméstico pájaro del ojo.
(Después del moho transversal de las rendijas, el árbol vacía su miedo,
—el automatismo pulsante del destino, las teorías superficiales del aire,
la respiración oscurecida en el mar íntimo.
Y así sigue el monólogo triturado, en algún telegrama de la saliva.
Sacudo el manojo de hoguera de mi almohada. Total la luz.
Total este vértigo, esta sal  en el sinfín embrionario de la hojarasca.)

Barataria, 14.X.2013