sábado, 30 de noviembre de 2013

ABANDONO

Imagen cogida de la red




ABANDONO




Siempre en cada andadura hay rasguños y pesados cascos de silencio.
Como Job en el imán sedimentado de la porfía, días que hurtan la salmuera,
o hacen cárcavas en el horizonte.
(Todo el paisaje acaba siendo la irradiación de uno mismo),
¿dónde la claridad y su rebaño de fosforescencias, las aguas sin escalpelos?
—Desde lo más indócil las agudas rotaciones del devenir, las miradas
y los gestos en el sofoco telúrico de la sangre.
(En ningún lugar, la orfandad ha sido sortija, sino una moneda al borde
del paladar, distribuida en la amplitud de la intemperie.)
Luego quedan desahuciados todos los resuellos…

Barataria, 28.XI.2013

viernes, 29 de noviembre de 2013

DESTRUCCIÓN

Imagen cogida del FB de Nicolae Josan




DESTRUCCIÓN




Quedarme aquí junto a lo derruido, o buscar la brisa que lame la puerta.
(Existen horas que siempre me devuelven a la penumbra, palabras quemadas
como si ellas hablasen del mar roto de las sombras.)
Sobre el espectro de madera, aún recuerdo la plenitud del aleteo:
—ahora me confundo entre calles fatigadas, cegados los labios de la existencia,
fermentadas las plegarias.
De regreso a la intimidad, —el tránsito inexorable— me detengo frente
a la vieja desmesura del frío con su carne entumecida.
Debajo de la tierra, los recuerdos sucesivos de la infancia y la imagen del mar,
Goteando en su grandeza de pájaro prolongado.

Barataria, 26.XI.2013

jueves, 28 de noviembre de 2013

LUMBRE

Imagen cogida del FB de Georgeta Tudora





LUMBRE




(Lentamente.) La luz en su lógico mutismo, desbordada en su enigma.
(La oscuridad se aventura frente a la luz), emerge poroso el sollozo
Desde adentro del clóset de las tangentes,
desde las vísceras que carecen de aplomo sobre el juego del pañuelo.
Frente a la teoría irresistible de la verdad, los álbumes tejen el contratiempo,
ese extraño clima del hambre,
los trabajos indefinidos y profundos de los ojos.
A veces me perturba la flama alígera, (se aventuran en demasía las palabras),
Me consagro a esta habitación cerrada de la noche (alta voz de la vela.)

Barataria, 25.XI.2013

miércoles, 27 de noviembre de 2013

BANCA

Imagen cogida del FB de Bianca Dobrescu




BANCA




La muerte reposa sobre las  costaneras de muchos nombres. Badajos
del mismo mar al borde del camino, los ojos parten de la Patria de la lluvia.
Sobre el techo de la casa, el alba que defiendo todos los días:
—Nunca respondió, —sin embargo—, la alta palabra del día, sino los muertos
en su silencio sepulcral,
(todos los silencios destruidos me escuchan en los cirios);
la tierra atardece en las falsas aldabas, lentos incendios en las sienes.
Dormitan los fantasmas su última luz de sombras, el designio que patea
de manera indeleble los puertos y vados, el sobresalto sobre el césped.

Barataria, 24.XI.2013

martes, 26 de noviembre de 2013

NATURALEZA MUERTA

Jean Jansem (Hovhannes "Jean" Semerdjian,
1920 – 2013) Nature morte, circa 1955




NATURALEZA MUERTA




Delante de mí, la turbulencia de los objetos muertos: el féretro gastado
de los años, la cuenta regresiva de los objetos domésticos.
(El pregón en la boca ya es remoto, remotos los aperos para la siega),
y, sin embargo, mientras cruzas las sombras, ahí la desbandada
del aleteo restregándome la cara.
Siempre los días en el ojo como una pira imaginada. (Clavadas las ausencias,
el extravío juega en su reincidencia de pañuelo y oleaje.)
—Al final, la tortura, no deja de ser una brasa alucinante en medio de tantos
sedimentos. Lo supimos siempre en la intimidad del cerrojo.

Barataria, 23.XI.2013

lunes, 25 de noviembre de 2013

TERRITORIO

Imagen cogida de Eugenia Oprea




TERRITORIO




Sobre el pavimento, la luz insalvable: frío ámbito, allí, de las palabras.
El día como un espectro en la hoja, declina y estremece la existencia.
¿Es que en la sombra se desvanece el territorio? (Adentro del movimiento
se alberga la intimidad),
la desmesura del pensamiento y los días inexorables.
Siempre la infancia me rescata de losmomentos adustos, de aquellos sitios
remotos del olfato. Luego sé que un pájaro prolonga el aire en sus alas.
Y eso me basta.

Barataria, 22.XI.2013

domingo, 24 de noviembre de 2013

ESPECTROS

Imagen congida de la red




ESPECTROS




Bultos de luz y sueños, el disfraz de la espuma en la cerradura.
(Toda la noche está escrita entre paréntesis), ayer, hoy, sin pausa
la lectura de los adioses, y los crepúsculos en negativos de ambigüedad.
Los primeros rieles del rocío aún bostezan en el reverbero de los sentidos,
un viejo abanico de papel,
cuelga del horcón empañado del planisferio.
Todavía es temprano, —me digo— para deshacer las sombras
del día anterior. Sobre el granito, la lluvia y los zapatos y el estiércol
que pervive bruscamente en la respiración…

Barataria, 21.XI.2013

sábado, 23 de noviembre de 2013

SOMBRA

Imagen cogida de la red




SOMBRA




Aquella sombra muerde los termómetros de los poros. En el inconsciente,
el bolsillo roto de las campanas, las telarañas grises de las palabras.
Me quedo en la relatividad del paisaje urbano: en el trajín, el teorema
de los párpados, y las distancias que desinflan el aliento.
Cada grieta del día precisa sombras, acaso es así la órbita de lo invisible,
y el perro despiadado mordiendo mis zapatos.
Junto las manos para reunificar los contornos, las fases íntegras del azogue,
y las herramientas que tienen vocación de palabras.
Encima de los paraguas, el movimiento presuroso de los rieles.
(Mi mayor travesía siempre ha sido la memoria)…

Barataria, 20.XI.2013

viernes, 22 de noviembre de 2013

OBSESIONES

Imagen cogida del FB de Pittori Italiani dell'Ottocento
Llewelyn Lloyd
Trittico Il Giardino
Firenze, Galleria d'Arte Moderna di Palazzo Pitti.




OBSESIONES




¿Cómo decir alcoba en un jardín de relojes? En el afiche del horizonte,
las mañanas como un escapulario humeante.
En cada fruto atraviesa el convoy de las abejas, exploran el universo;
en los dedos, los tallos sumergidos.
(Cada ojo está hecho de pequeños instantes: vienen las alas como una llave
del almanaque, como un armario de grifos.)
Toda la memoria se ha trasegado a través del polen.
Ante cada emoción, el pájaro descuelga el aliento.

Barataria, 20.XI.2013

jueves, 21 de noviembre de 2013

DISTANCIAS

Imagen cogida de la red




DISTANCIAS




Nadie las hizo como aposento para el invierno. Nadie redimió los pájaros.
Crece debajo de la lengua las paredes deshabitadas del tiempo.
(La indiferencia condujo a precipicios y a descensos de mañanas muertas);
soy testigo de mi propia soledad e inclemencias: el porvenir, acaso sólo sea,
destello de redes, preguntas y respuestas que cargan mis zapatos.
Ya el ojo ha caminado bastante en su propia inmolación ¿Qué me queda?
—Por si acaso, delato de la sal de la niebla.
En el mercado gasto mis últimos centavos. (Rehén de nacimiento —he dicho—
hasta la muerte, al coágulo que cerró los ojos del sendero.)
Siendo tarde, cumplo con los mandatos de la caverna: leo,  el misal apócrifo,
en el prontuario de las hormigas…

Barataria, 19.XI.2013

miércoles, 20 de noviembre de 2013

BULLICIO

Foto de Junichi Nakashima, Hugo Sanchez




BULLICIO




Tanto bullicio para después quedarme solo en las aceras.   Tanta muerte 
innecesaria, (he pensado escribir mi próximo poema sin palabras),
esta página envejece de aguas, ya el silencio carece de resortes y colchones,
tiemblan los barquitos de papel dentro de las acequias,
¿entra un zoológico en el ojo de una aguja? ¿Se asusta el gallo cuando ve
el ojo de la noche? —De cierto, de cierto, en cada poema me atrevo
a tocar el infinito. Cesa el poema cada vez que la luna salta como un pez
en una gota de agua: exactamente detrás de los ojos
hay otro cuerpo invisible, los seres extraviados tocan a la puerta…

Barataria, 18.XI.2013 

martes, 19 de noviembre de 2013

ACORDE DEL TIEMPO

Foto de Cristina Rude Foltran, Hugo Sanchez.




ACORDE DEL TIEMPO




Al paso de los días, el alambique raudo del tiempo, la consonancia
de los disparates. Densos los puñales que maduran en la noche.
(Todas las furias de las aceras son extrañas, extrañas las apariencias
y las incertidumbres,
los adversarios que desesperan de carroña.)
Cada vez, la pulsación es volátil en las palabras: intensas aldabas estrangulan
puertas y ventanas; lo mío, ante todo, es más ignorancia en las aceras,
toda la realidad decrépita en el avestruz, el crimen que no tiene fronteras,
mientras las sombras merodean en las arterias.
El único acorde con el tiempo, es el cuervo que pronuncia palabras de deshora
Junto al mutismo de los gusanos…

Barataria, 17.XI.2013

lunes, 18 de noviembre de 2013

AVANZO

Imagen cogida del FB de Biblioteca Carsium




AVANZO




Avanzo en fragmentos como una eternidad de exilios. Avanzo pese
al luto y la tormenta, rotas las imágenes al borde de la mesa.
Parten las estaciones como las monedas del calendario, hay gente
que desconozco por todas partes,
existen nombres perdidos entre mis dientes: un puñado de veneno habita
el tiempo y la sombra amarga y descolorida de los números.
¿Debo fiarme de lo que presiente mi garganta? —La memoria enrolla
su melena de viento, (el adversario desata cadáveres obsesionados con el hollín
y la herrumbre) esparce sus comarcas de espuma.
Tal vez siga envejeciendo como mis zapatos. Tal vez no lo perturben
mis poemas y ya no aúlle en las sombras de medianoche.

Barataria, 16.XI.2013

domingo, 17 de noviembre de 2013

ESTACIÓN SIN PUPILAS (LA MUERTE DEL POEMA)

Imagen cogida de la red





ESTACIÓN SIN PUPILAS (LA MUERTE DEL POEMA)




¿En qué piensa la última rosa del verano
mientras ve desfallecer su color…?
ÓSCAR HAHN



ahí rotos los párpados junto a una estación sin pupilas fiables a los pañuelos del alba: desteñido muerto el poema aúlla el galope de las sombras grita el poema desde sus raíces agrietadas coágulos de sueños en la pesadumbre de cada palabra que se  fue haciendo funeraria (morimos después de todo sin haber nombrado todos los pájaros sin ver la selva fatal de los puertos sin descubrir los pensamientos agonizantes de la hojarasca ) desde las piedras embalsamadas en las sienes el zumbido que levanta la ceniza de los tatuajes ¿quién merodea con bostezos de tormenta? aquello no fue ventana ni estanque pudo más el yo aunque fuese el duelo el que cercenaba las cavidades del azúcar o el vinagre algunas veces me río de tanto espejismo me petrifico ante las revelaciones del sepulcro ¿cuántos nombres se entenebrecen en la escarcha? ¿cuántos viajes esperan nuevos itinerarios (él o ella hubiesen querido vivir otra historia el glamour la fama por supuesto soy testigo de esas paredes frías de la fábula de la herrumbre (hacía caer el sexo como cazador furtivo en desafinadas pipas olía mal el crepúsculo en sus murmullos de ególatra —dice la barba del humo entre mendigos) abrí y enterré los días del arpa del búho sabiamente —claro— dejé que pasara la tormenta el reloj que masticaba sangriento de estaciones ahí está huesudo como un “santo patrono” esperando la venia pero ya exploradas todas las palabras ebria la tinta las manos muertas la batalla áspera es poco quizá lo que puedan hacer los dedos sobre el teclado es poco para tantas funerarias (la lluvia es sólo una melancolía de relojes un desastre de timones) el fuego quemó todas las llaves —no esperes más días de melódicas ni canarios en la garganta si acaso óxido en el sinfín de las lágrimas no esperes ennegrecer los cabellos ni asir los peces de la aurora ni hacer flautas de los litorales engarzados en el granito de playas remotas no soportas ya el arcoíris ni los inviernos ni la sombra que divaga en el faro del horizonte ves el mar como amenaza para los sueños: mi mar no es tu mar y en él no se pueden resolver los teoremas de los grifos ni la metáfora en los ijares desinflados de los armarios —hoy sin más le damos muerte a las alianzas y al poema: tráeme una tombilla de mercado para echar los huesos del alfabeto será la fosa común de los sombreros de los paraguas de la sintaxis del país que no cuelga del infinito sino de las losas quédate en la orfandad soñando el sexo desde tus retinas ahuecadas ofreciendo caracoles ciegos y fotografías del inconsciente quédate enganchado en las cortinas de las apariencias quédate sólo con el pestañeo encantado de la Bella durmiente sólo en la fábula entra un camello en el ojo de una aguja mueres de fatiga al contemplar el horizonte lee el misal o la plegaria de los muertos: no revivirás al tercer día inaudito pájaro o libélula sólo caminarás en medio del sermón de los muertos mañana veré tu sombra en el precipicio tu sombra llana sin enigmas tu sombra con grietas tu sombra marchita en el infinito tu sombra cerrada al infinito: has muerto en los preceptos de la tempestad no hay más hipótesis en el espejo…

Barataria, 15.XI.2013

viernes, 15 de noviembre de 2013

OLEAJE

Imagen cogida de la red




OLEAJE




¿Y para qué estos borbotones de pedagogía líquida de las espuma?
Respira la sal en las pestañas del despeñadero: el tiempo me empuja
asido de las aguas,
atardece en el candil de los acuarios, sin caligrafía el pergamino
de los peces, salvo las escamas desvanecidas en el aliento. (Veo el día roto
en los desvanes de este fuego exhausto del vendaval.)
Mañana la sal será imán en el sexo.
En la alegoría del pubis, la construcción de las palabras y el viaje:
éste que brama en el paraje del alba…

Barataria, 14.XI.2013

jueves, 14 de noviembre de 2013

VIAJE

Imagen cogida de la red



VIAJE




El desvelo suele ser un viaje de alas rotas. Desde las uñas de los pies
hasta la aorta, el aliento habita el sigilo de las cosas: creciente viaje
donde se rompen telarañas.
A mis sienes, el hollín del candil  y el vaho que parpadea derramado.
Viajo en el mismo círculo de los centavos, pegado al tragaluz
que catapulta el pavimento al canasto de la esperanza.
(Sé que no hay disimulo en las ojeras crecientes del crepúsculo. Cae la gota
de agua, lenta, circular sobre el vago paraguas del murmullo.)
Usted y yo, sabemos de este trabajo de los círculos, sabemos del clímax
y sus riesgos, de los imaginarios del ombligo y el pubis,
del arpa que despierta y cruje y desangra la resina de los trenes…

Barataria, 13.XI.2013

miércoles, 13 de noviembre de 2013

HIERBA

Imagen cogida de la red





HIERBA




Al golpe del aire, el cedazo de la hierba y la humedad próxima a los ojos.
Voy como siempre, con mi indumentaria rústica.
Ante las nubecillas del sinfín me torno incrédulo: ya no escribo sin abrigo;
sopla el día hasta las ingles;
me divorcio extrañamente de los días de la semana, aunque nunca me olvido
de explicarme los despueses, de revisar los papeles desteñidos
que guardo en la cajita de la memoria.
(A menudo, claro, el paisaje es una alfombra hermética, intemporal, extraño
aliento en la rigidez del escrúpulo.)
Adentro, en la penumbra del destello, la rebelión de la tinta y las pulsaciones.

Barataria, 12.XI.2013

martes, 12 de noviembre de 2013

PENUMBRA

Imagen cogida de Luminita Lazaroiu




PENUMBRA




Había en la penumbra del camino, un aire de rieles pegajosos. Hambre
demencial ilimitada, una atmósfera mordiendo las costillas:
gemía la voz, inmóvil, entre el ciempiés de las hojas, —punzada tras punzada—
como el murmullo de las aglomeraciones.
¿Qué tiene —me dije— esta memoria inconexa pero envolvente?
Ya pasado el espacio de la irrealidad y la inercia, ahora es el turno de fluir,
sin caer de nuevo en cansados candelabros.
Dejé, por cierto, que las góndolas hicieran lo suyo entre las asperezas
amarillas del matorral, —dejé que la vaguedad fregara sus propios trastos.
(Por cierto, nunca aprendí a caminar entre lodazales, ni a husmear en trapos
ajenos: tengo mis propios aperos sin necesidad de hacerles reverencia.)

Barataria, 12.XI.2013

lunes, 11 de noviembre de 2013

TÚNEL

Foto de Banatul Meu, Luminita Mirela Pop




TÚNEL




Soy caminante solitario entre túneles: me ofrezco de anfitrión
para la noche. (Soy sólo máquina de recuerdos, expectante transeúnte
del tiempo, testamento de crecientes rieles de herrumbre.)
—Asumí la sensatez y terminé en un hospicio; un zanate mordió mis pulmones,
la sombra desabrida de las telarañas fue mi techo,
la sombra encorvada del aliento administró la mugre de mis sueños.
Hay al pie de las alucinaciones, —la sinrazón, supongo— del ceño fruncido
del hacinamiento: la duda de la emoción que calla,
los extraños dardos, inmóviles en las ojeras. (En las cuencas, la hojarasca
de lo irremisible que no tiene bodegas.)
En cuestiones insoslayables, hay que abstraerse del infinito…

Barataria, 11.XI.2013 

domingo, 10 de noviembre de 2013

TRANSPARENCIA ALADA

Imagen cogida de nyliam.wordpress.com




TRANSPARENCIA ALADA




Alrededor de los pensamientos, ¿cuánto tiempo hemos reconquistado?
Ya estremecidos por todo lo humano, la edad deja de ser ficción
para convertirse en sosegado bosque.
Quienquiera puede desafiar el aire cuando crepita entre las ramas;
(reasumir el aliento propio, no sólo es audacia, sino quitarse los disfraces,
y deshacer las estrofas sonámbulas del agua.)
—Con el tiempo las palabras y las migajas cobran significados diferentes:
la negación es sólo un fetiche colgado de la puerta;
por eso debemos quitar la fatiga de las aldabas y desarmar la noche.

Barataria, 10.XI.2013