miércoles, 19 de marzo de 2014

ANTORCHAS

Imagen cogida de unipariberia.es




ANTORCHAS




Las antorchas tienen la elegancia de las palabras: después del cadáver
del pabilo, el mar borra toda la sed, es decir, el búho desvela su sigilo.
En el candor del incienso, el alba desmonta su sexo tembloroso;
(desde tiempos remotos, las antorchas destruyen el sollozo), y dispersan
la sal, sustancia prima, de las ojeras.
En algún lugar, la concavidad hunde los barcos del aliento: me confunde
el lenguaje de la claridad, me confunde la bestia de la alcantarilla
y todo el sufrimiento de marioneta muerta.
Yo hijo del titubeo, me anego en la orina de las calles. A menudo, las palabras
y la luz, dejan montañas malolientes de sombras…
Barataria, 2014

No hay comentarios: