lunes, 21 de abril de 2014

ENVÍO

Imagen cogida de todosysofia.com




ENVÍO




Nunca recibí la humedad de tu aliento en mi estío, ni aquella voz precipitada
a tierra. ¿En qué postal la lluvia mojó todos los absurdos?
¿En qué minutos el elefante de la tinta con algunas nubes rezagadas?
Hay otros zapatos que quedaron en el tintero, setas del alfabeto en la gaviota
de antaño, dilatada voz  sobre el viento.
Los pálpitos arremolinados calcinaron los hilos del eco, el mar arduo
de las pupilas, las aguas que el afán aprisionó en el imaginario colectivo.
¿Qué es el tiempo sino este parto de espectros, abismo gemelo de lo extraño?
¿Qué es el tiempo sino esta ventana huérfana convertida en ladridos
y fantasmas, mueca de la locomoción de tanto crimen?
(Vos) pensando seguramente en el sexo ebrio del grafito de fuego
y en las larvas que bajan, vertientes del precepto de la macroeconomía.
Barataria, 2014

No hay comentarios: