viernes, 25 de abril de 2014

VIAJE PÓSTUMO

Imagen cogida de la red




VIAJE PÓSTUMO




Que la luz hunda su imagen en mi lápida. Animada y visible al mismo tiempo.
Más allá de lo anónimo y el olvido, soy ciudadano de este país.
Pon una rosa sin aldabas sobre mi cruz, un pétalo tan solo hacia el horizonte,
como vos una calle que desafíe al tiempo.
Que la sed sea siempre la del ave clarividente; tu desnudez, hambre
para mis ojos, para mis manos, nahual de mi arboleda.
—Vos también sos el camino en mi oscuridad, mi luz, rojo musgo sobre
la piedra, el alba en mis fantasmas ciegos.
(La carne siempre atisba las dolientes raíces del aliento, ese otro vuelo
que quema las osamentas: el pulso como una lengua sacudida por persianas.
Lo digo ahora frente a la antesala del alba.)
Barataria, 2014

No hay comentarios: