miércoles, 28 de mayo de 2014

AUSENCIA REVELADA

Imagen cogida de la red




AUSENCIA REVELADA




Tras el ahogo de los nombres disueltos en el agua de los ojos,
el sepia de la noche petrificado en el aliento. (Todo pretérito vuelve a ser claridad 
en los pronombres.)
El espejo es insostenible en los acordes de la carne: crece hasta la médula
el pájaro precipitado de la pólvora; en alguna esquina de los recuerdos,
la tortura es parte del país que andamos en el bolsillo como siniestro amuleto.
Aún así, te hinchas en mis propios hallazgos…
Barataria, 29.V.2014

No hay comentarios: