lunes, 9 de junio de 2014

CARENCIAS

Imagen cogida de la red





CARENCIAS




Descalzo, entre pensamientos múltiples, esta concavidad gastada del silencio.
(En algún lugar, la oquedad derrama su saliva. El último invento de este oficio es la intemperie con sus brazos de plomo.)
La boca apenas con el goteo de las ventanas, (nada nos absuelve aunque
evitemos las esquirlas); en el fondo, es como estar siempre de rodillas.
Luego la clandestinidad de los armarios y el olvido.
Hoy, lo descampado que se ha tornado multitud en las pupilas.
(Sobre el petate hay muchas revelaciones: la ceniza derramada de los poros
la cobija negra de la sangre como el árbol de la noche.)
Ya no hay pérdidas, ni victorias, —lo sé—; pero el ojo seguirá desafiando
las tormentas, hasta liberar el aliento de sus rincones.
Barataria, 31.V.2014

No hay comentarios: