miércoles, 25 de junio de 2014

ESTRAGOS

Imagen cogida de la red




ESTRAGOS




Nadie ve el bosque degollado en los trenes del golpe: entre el pájaro mutilado
en su corteza, la tinta de las moscas  colgando de las ramas del viento.
(Nada queda de las andaduras, sino las caídas.)
Desintegrada la gota de agua, la fuga de la página y las dudas en la almohada;
los días oscuros, entonces, en el bambú del camino.
Todo es así: las sombras hacen sus estragos en las enredaderas; rotos los ojos
al subir las escaleras, ahogado el mundo en la garganta.
 —La noche sangra en los pilares del minuto. Las manos calcinan lentamente
los artificios del paraíso.
Barataria, 15.VI.2014

No hay comentarios: