viernes, 18 de julio de 2014

DRENOS

Imagen cogida de la red




DRENOS




El día, después de todo, descansa en el dreno de las depredaciones.
Disecadas las aldabas, grita la calle su multitud de laberintos y postrimerías.
¿Zozobran los ojos debajo de las estaciones pobres de mi aliento?
En las tajuillas de la historia, el paraíso es una estrofa caduca, camuflaje
solo del goteo del follaje.
En algún lugar, alguien levanta sumarios de todas las gargantas penetradas
por el óxido; junto al rastrojo del trino, apenas el confín de las alcantarillas.
Después del bostezo generalizado, las ramas amarillas de una flauta de huesos.
Cada tarde los desechos de algún paraguas…
Barataria, 14.VII.2014

No hay comentarios: