lunes, 21 de julio de 2014

TORMENTA DEL LENGUAJE

Imagen cogida de la red




TORMENTA DEL LENGUAJE




Cunde en la boca la ciudad por el cielo, el jinete de los cementerios,
el lenguaje líquido poseso de calles, (vos) degollada por el garfio sexual
de puertos inasibles. Nos extenúa el picoteo de los grises, la imagen
inalámbrica de la orina y su tormenta de guillotina.
Mañana, quizá libres, atravesemos los callejones del pecho ya desaforados,
sin el doblez de la carcajada de los espectros, sin todo el mercado de muertos
por el cual hemos transitado: aquí, entre las diversas torturas,
el grito de la noche errática, los recuerdos impávidos como una hostia,
el habla borrosa de todos los absurdos del deseo.
(En un país tan extraño para la vida, las heces no parecen tan extrañas);
se aprende a avanzar en medio de tanta huella disuelta, con tanto olvido y angustia, 
con esos contrastes propios del despojo y lo deshabitado.
Barataria, 16.VII.2014

No hay comentarios: