martes, 26 de agosto de 2014

ABSOLUCIÓN

Imagen cogida de la red




ABSOLUCIÓN




Después de esta constante muerte que traspasa las plegarias,
el patíbulo es mi única absolución: ¿quién me absuelve después de tanta
desnudez? Mi única culpa es el trajín en medio de los pájaros;
el tren del abandono con su maleta de memoria, escapa al acecho del guijarro,
a este diluvio de direcciones vacías de la sed.
Para mi risa de espinas, la libre absolución al trabajo putrefacto de la ciénaga.
Usted sabe cuántos estragos ocasiona el pavimento.
Usted sabe del ojo inmóvil de los muertos.
Usted sabe de tantos manifiestos infames que juegan en la azotea
de los paralelos, (las distancias sólo sirven para hacer recuentos encanecidos),
usted sabe que después del nacimiento hay una larga peregrinación
y que la inmensidad desnuda nuestros genitales:
todo lo que somos queda absuelto, salvo vos, país, cuyo retrato traspasa
el aliento. Te hundes en la noche de mis brazos, en el beso de la muerte.
Barataria, 26.VIII.2014

No hay comentarios: