lunes, 18 de agosto de 2014

SEMANAS VACÍAS

Imagen cogida de la red




SEMANAS VACÍAS




Siempre hay una sensación extraña en el espejismo de las monedas.
La mendicidad ahonda los vacíos, este ciego deseo de la espera: la noche
sin ropa como los poros amargos de la sombra.
(En toda penumbra, el tiempo resulta indecible; no poseo más que este
polvillo de las esquinas de la glorieta del aliento.)
Ya todo lo invisible se ha tornado sospecha, cráter el pavimento desbordado,
oscura la ráfaga de los ventanales,
ciertos los cipreses cansados de la cópula, golpe la viga del aliento.
Nada es siempre el olvido que finalmente nos ahuyenta. No hay espacios,
salvo el que ocupan las piedras, este rostro empapado de guijarros.
Nadie sabe, por suerte, quiénes fuimos. Si hay algún consuelo, solo el extraño
rumor de caer al vacío, los sueños cansados de las semanas
y la voracidad auspiciada por los remordimientos…
Barataria, 17.VIII.2014

No hay comentarios: