domingo, 21 de septiembre de 2014

ANTAÑO

Imagen cogida de la red




ANTAÑO




Siempre es imposible quitarle los guijarros al pasado. Nosotros, ya amarillos
como inviernos picoteados por la polilla; sobre los días sucesivos, el horcón
de la escritura sobre los hombros, imposibles olvidos y fugitiva historia.
Por más que el camino haya sido adusto, no cambia el patíbulo ni el descenso;
Por más que los ojos se quemen en el poyetón de la cocina de leña,
siempre sal y tiempo son indisolubles.
(Desde aquí, el trazo de luz de los días benignos: las noches y los cuerpos
de lava, el zigzag del viento en el vacío de los poros.)
Cómo olvidar la metáfora de la sábana en las manos. Cómo decrecer el río
incendiario y el pedernal en la uva del alba.
Cómo no recordar el frío colgado del péndulo del paladar de tus sonidos.
Cómo olvidar el pedacito de estación en el celaje de la huella:
para cada escena venidera, recurriré a Miró para arrebatarle los azules…
Barataria, 20.IX.2014

No hay comentarios: