viernes, 5 de septiembre de 2014

MIS JUEGOS

Imagen cogida de la red



MIS JUEGOS




Aquel cielo de agua en el interminable oleaje de la campana del desvelo.
Aquel desorden de mar en el atrio de los pájaros de las pupilas.
Aquel durmiente tendido en el altar de tu cuerpo, hundido el pez en el estanque, inmensurable en el escapulario del hervidero.
Aquel viento solemne del galope, roído de boca como un paisaje de infancia.
Aquel horizonte anclado en tu cuerpo: sudario de mi espejo de ermitaño.
Aquella cumbre de mis aglomeraciones, caballo de asombros sobre la madera.
Aquel rudo fondo de helechos en la madrugada.
Aquel olor a bóveda y geografía.
(Con todos mis desvelos descanso en mis harapos: yace, todavía, el himno
en los párpados. Un niño juega desde el establo a mirar el alba.)
Aquel júbilo muerde los tobillos. Aún hay palabras en esta lluvia de antaño.
Barataria, 04.IX.2014



No hay comentarios: