domingo, 19 de octubre de 2014

ESTAMPILLA DEL CAOS

Imagen cogida de la red




ESTAMPILLA DEL CAOS




En el desagüe de los sueños, los escapularios hundidos en la piel.
Pululan las migajas como destello de mortajas. (Hasta aquí la conciencia
no mide sus excesos, espumea el aliento, patalea en su funda el miedo.)
No hay resplandor que valga en ojos ciegos y oídos sordos.
¿Qué sed se sacia del sofisma?
En las aceras, las púas de lo irremediable.
No es audible el viento, frente a los ecos pedregosos de lo imperativo.
Algunos resisten entumecidos la alambrada de la quemadura; otros, apenas
muerden las telarañas de humo que hace la yesca.
¿Por qué esta finitud del caos?
En su traje, la noche nos moja de espejismos: es como si respiráramos
en medio del azufre todos los pretéritos de la imbecilidad.
Luego, los muertos  en los brazos de las cicatrices: toda la siega
sin ventilación en las pupilas. Toda la fetidez de los cansancios, el trino en cuclillas, 
en medio del escombro.
Barataria, 14.X.2014

No hay comentarios: