viernes, 17 de octubre de 2014

INSÓLITA NIEBLA

Imagen cogida de la red




INSÓLITA NIEBLA




En los ojos desmoronados, la niebla dispersa del tiempo. Cada día los huecos
de las ventanas sobre el granito. Cierto presente extraño de islas.
A veces, —lo sé— todos los cristales  oscurecen con la llegada del invierno;
se acrecientan las ojeras con esta sombra a cuestas del hastío:
honda esta imagen sombría de la compuerta, la avidez imposible de peces
en invernadero, las fronteras deleznables.
¿De qué cadáveres vienen estos espejos indecibles?
¿De qué lenguaje súbito se hizo la neblina y estos litorales de herrumbre?
—Sin duda no hay conjuro obediente a certezas.
Todo es inexistente en el candil de la vigilia: florece el absurdo como cárcel.
Entre mis ojos y el paraíso, la intemperie sin paraguas.
(Cuando la duda se posa en el minuto viene lo inadmisible con su flama de grito;
nunca la memoria está ilesa de agobios.)
En las inclemencias del grafito, la hoja insomne del papel: el yo profundo
en la alforja del frío y la mesa agitada de perros.
Barataria, 12.X.2014

No hay comentarios: