sábado, 8 de noviembre de 2014

DIBUJO DEL VACÍO

Imagen cogida de la red




DIBUJO DEL VACÍO




En el deseo que adelgaza el fuego, la arenilla del erial en la respiración.
¿Cuántos dibujos tiene la niebla o la lucidez o el epigrama sordo del clamor?
¿Cuánto tiempo duran las lecciones del infierno?
Siempre el sonambulismo es un dibujo de sombras entumecidas:
frente a tantas úlceras ahogadas,
el azogue sin pájaros en la verticalidad del vacío.
El tiempo, pétreo, nos nutre de esas noches obstinadas al pie de la cama.
Al pie de la vocación de la muerte, los círculos cansados del ciprés.
Ante la mordida inasible de los minutos, el musgo subterráneo del parpadeo.
Un día, entonces, bajaré hasta el espejo inminente de las hormigas;
a condición del abandono, estas formas de brazos etéreos.
(El sopor, es solo ese ámbito de púas que hace visible el diminuto cardumen
del camino: aquí o allá, el búho se enrosca en su propio frenesí.)
Barataria, 05.XI.2014

No hay comentarios: