miércoles, 5 de noviembre de 2014

LENGUAJE

Imagen cogida de la red




LENGUAJE




Solo el insomnio y la ceniza que repta hacia las sienes. Oscuro suburbio
de imanes en medio de tantos designios oscuros.
Dejo entreabierta la respiración, por si acaso: extraño cada palabra
enfangada en el pecho, las claridades que nunca tuvo el día, el cuerpo
atado al borde del hormiguero.
En la alegoría del agua, los paraguas liados en la desbandada del ojo.
Nunca el lenguaje me dio tantos dientes (en nuestra vida el contraviento
de los párpados, los petates discernidos de la desnudez.)
En la pantalla gigante de las esquinas gravitacionales del día, los termómetros
y las hostias debajo del desquicio.

(En la onomatopeya y los jeroglíficos, siempre el acantilado de la respiración y sus apoteósicos vacíos. Voy ciego como un jinete sin cuerpo en el tiempo. Las palabras se precipitan en los candelabros: desde entonces mi lenguaje sabe a sahumerio, discurre feroz la herrumbre del gorjeo. En el estío de las húmedas vendimias, solo el metal entre mis huesos.)
Barataria, 01.XI.2014

No hay comentarios: