jueves, 11 de diciembre de 2014

ANTIGUAS VIGILIAS

Imagen cogida de la red




ANTIGUAS VIGILIAS




Entre la noche y sus prolongados estertores, esta brumosa estación
de la vigilia. Sobre la piel crepita el tiempo, crece la desnudez y el despojo,
las paredes donde los abanicos, muerden la garganta sin ningún reparo.
Yo, entre los poros amarillos de lo subterráneo.
Me seducen las larvas de la alucinación con sus nutrientes de aforismos.
En los antiguos rostros del hambre, el cadáver prostituido de los ojos,
las heces del pecado de las semanas,
y la conciencia en el bisturí del tragaluz de la angustia.
(En la eternidad se torna intangible el incienso, la carne incinerada del pensamiento 
y el destello del ocote: tras la verdad, la oscuridad de los días
y el claro espejismo del calendario. ¿Cuánto pervive en la piedra del mundo?
¿Cuánto importa para llegar a amar?)
Yo, en medio el cómic grotesco de las sombras y el pájaro de fuego que arde
en los ijares. Escucho, despierto, el pálpito del fuego.
Alrededor de las aceras, ofrezco los despojos que me deja la lluvia.
Barataria, 11.XII.2014

No hay comentarios: