martes, 30 de diciembre de 2014

BREVE TINTA

Imagen cogida de la red





BREVE TINTA




Sobre la tinta del césped, los callados nombres del tiempo que se difuminan
en los portales: mientras camino, alucinan los horcones de la historia patria.
(Allí donde juega la sangre y la angustia, el traje del polvo y su extraño
aposento; resuellan los dientes como túneles rotos.)
Quizá en el cuaderno solo quepa la manera personal del alfabeto y no todo
el escenario del bostezo, y no toda la caries de los viejos jardines.
A veces son leves los botones y ojales del infinito, el nacimiento de la luz solar
en el pensamiento. Quienquiera puede alisar sus arrugas en el río
de la memoria, o en todo caso abrir las fotografías en la deshora.
Sobre tanta brevedad uno no alcanza los ecos de la concavidad: hacia el pecho,
los ciegos acordeones de la rotundidad,
el traje de repente de las promesas, el engaño repetido del espejo.
Alucino frente a estas breves ventanas de la tinta: ventanas de aguas descubiertas 
en el oscuro rastro que queda en el aliento.
En la huella inacabada de mis zapatos, siempre le pregunto a la sombra,
y al vacío, de qué está hecho el agujero de los mástiles…
Un día habrá respuestas, pese al cansancio. Un día, entre animales muertos.
Barataria, 29.XII.2014

No hay comentarios: