miércoles, 17 de diciembre de 2014

TRAJÍN

Imagen cogida de la red




TRAJÍN




En el caballo de los días y las murmuraciones, esta pasión de río en el viento.
Nada es sino en ese destello permanente de los ojos: el trajín hecho palabra,
la palabra y su bengala de realidades. (No hay ninguna clase de indulgencia
en  estos días, ni otra historia que no condense el espejo.
Ni otro infierno que cambie mi escritura. Ni otras formas extrañas de mundo
que estas astillas desposando mi boca.)
Debajo de mis zapatos, sin embargo, la utopía y su rostro de adviento.
Disuelto en mi propia muerte, solo las uñas rasgando el horizonte.
Con todo y los amarillos descoloridos amanece. Jinetes descarnados suben
las sombras, aun con ello toco al cíclope del calendario.
En el aserradero de la tinta, la campana encarnada del viento.
En la tierra, aquí, el camino con su piel transitoria, la fuerza de los ojos.
En las carpinterías embalsamo mi olfato por si acaso. Después de todo, 
soy parte de ciertas pesadillas animadas.
(Después del fuego y el insomnio, la llave puntual del cierzo. Y las ventanas
y puertas bajando a mis poros con mesura.)
También los candelabros hacen lo suyo en el trasiego del aliento.
Barataria, 21.XI.2014

No hay comentarios: