viernes, 28 de febrero de 2014

MORALINA

Imagen cogida de la red




MORALINA




Caminamos a pie juntillas y sentenciamos con rigurosidad las transgresiones
a los viejos manuales , esos breviarios sin persianas de júbilo.
En realidad uno quiere jugar a la claridad y pacta abismos en el redondel
de la sombra, con ciertos caracoles almidonados.
(Me quedo atónito ante la copulación en los muebles, ante el ristre
a quemarropa de los que naufragan en el follaje.)
Cada vez hipoteco mi grito en el evangelio del horizonte y embalsamo
ideogramas mórbidos que nada tienen que ver con la danza del horizonte.
Las esfinges recitan palabras a los pájaros: y ahí proponen todas sus virtudes,
sangra la elocuencia de las sandalias,
no obstante las afecciones son el talón de Aquiles en el aliento.
—Al final, vos, blindás todas las puertas como un dogma, pero en la calle sigue
la vocación por las declamaciones: ese otro hormigueo
que pervive en el subconsciente…

Barataria, 10.II.2014

jueves, 27 de febrero de 2014

GRAVIDEZ

Imagen cogida del FB de Abilio Gomes da Silva




GRAVIDEZ




En este largo viaje, los crepúsculos grises de los cipreses. La luz de los altares
que se esparce  en cada viento en trance hasta detenerse en los muros.
Me muerden los carruajes en ruinas de los cementerios, la lengua larga
del desdén y ese firmamento de calladas bocas.
(Al punto también las sombras se enredan con los sueños, la luz antepasada
de lo extraño, el polvo de las carnicerías y los puntos cardinales.)
Cuando las horas transcurren en lo humano, sólo el designio es el estratega
de la indulgencia, si hay otra lectura, desconozco su fonética.
No sé quién es, si un día se convertirá en luz, la muerte que acaba horadando
el camino, desde el interior como pócima sobre la mesa.
Por más, la lluvia sólo sube de tono los estertores, la transitoriedad
es la tiza que rehace los catálogos, chorrea la ceniza en el suplicio…

Barataria, 08.II.2014

martes, 25 de febrero de 2014

IMPOSTURA

Imagen cogida de la red




IMPOSTURA




He puesto a remojar la barba de las imposturas: vacío los ojos
en la desfachatez apremiante de las camisas de fuerza. (Ahora sé que ninguna
palabra es inocua), ni los pájaros son estrategas de turismo.
En el ínterin de la lectura, la fonética tiene su propia demencia, (me permito
decirlo, previo a rasgar mis vísceras), y ver las relojerías en catálogos.
De pronto la malicia y la farsa y el engaño cogen vida propia:
la escritura es magma o solo tutelado equilibrio de espantapájaros.
Yo me quedo sin ofertar mis otredades, aquí en este pájaro circular del verso.
Supongo que hay todavía espacio en el subsuelo
para las vacas flacas de la masturbación. (Después de todo ya me acostumbré
al almanaque de los murciélagos y al semen disecado de los relámpagos.)
Barataria, 24.II.2014

lunes, 24 de febrero de 2014

CAÓTICA

Imagen cogida de la red




CAÓTICA




En el arco iris, la metamorfosis del último delta del cierzo. Los litorales
como cabellos desangrados,  ahí el abrupto de la sal sobre las aves.
Sobre la arena lavo todos los rostros del olvido: grises rocas en la elocuencia
de este tiempo, corales de viejas cortezas inolvidables.
(Siempre las aguas terminan por limpiar los escombros y la tela de la espuma,
también los minutos que mutan en su designio de fábula.)
¿Quién es quién, entonces, ante la rebelión de la realidad? ¿Quién está ahí,
mordiendo la insolación de la demencia,
hasta quebrar el diafragma de la respiración?
—Dudo de la limpidez transpirada por la herrumbre. Dudo de algún retazo
de peces en la atarraya, dudo de las infusiones propias del desvelo.

Barataria, 24.II.2014

sábado, 22 de febrero de 2014

RECUERDOS

Fotografía de Mauricio Vallejo-Márquez




RECUERDOS




Sobre la calle, sólo los trenes del recuerdo y el calendario que devora
al ave diletante de las hojas. (Ya la herrumbre le ha otorgado su propio
sueño a la realidad.) Desde los estantes de la almohada, la puerta al mundo
de las imágenes, esa otra sombra que nos quema
y desuella los anillos de la travesía.
¿Huyen acaso las lámparas al vacío? —Son extrañas las palabras y los días,
después de todo: el porvenir me desaloja con sus contradicciones,
no hay monedas de aurora en la puerta,
sino ese gran poder de espectros y espejos ambiguos.
Huyo hacia donde labora la tortilla, la noche es densa como el torrente
de la somnolencia, como la carne irreparable tras la ráfaga…
Barataria, 22.II.2014

viernes, 21 de febrero de 2014

PUERTA (ABIERTA PARA VER)

Imagen cogida de la red




PUERTA (ABIERTA PARA VER)




El resquicio abriendo el cielo de las libélulas. Los escritos de la luz en la piel.
En las manos agonizan todos los invernaderos, la hiel lanzada a los ríos,
la noche que se abre frente al pavor de tantos comensales anónimos.
(En la antesala de los ritos del subconsciente, la antigüedad domesticada
de la vigilia, clava sus dardos de afilado aleteo.)
Ya he transitado todo el altar de los párpados, —esa delicia de hundirme
en la laboriosidad del cieno; por serte, el verdugo no sabe jamás que existen
epifanías más allá de los cartílagos de las aceras…

Barataria, 21.II.2014

miércoles, 19 de febrero de 2014

ABSURDOS

Imagen cogida de la red




ABSURDOS




La calle incomprensible con su horca de andenes lúgubres.
La misma película en blanco y negro de la ceniza y sus palpitantes cadáveres:
el carbón ominoso de los jardines golpeándonos frente al espejo.
¿Nos sirve de algo la fuerza bruta para descifrar el escombro,
ese extraño legado del sudor entre las ingles?
Siempre he creído que el bullicio es una especie de tautología, esa otra cara
de la anonimia, la complicidad obstinada y compulsiva.
(En la hemeroteca de la hojarasca, los vaivenes políticos de la contradicción
Y su secuela de escaramuzas.)
Hoy por hoy, déjenme. Soy animal herido en medio del desorden.

Barataria, 19.II.2014

martes, 18 de febrero de 2014

VACÍO

Imagen cogida de la red




VACÍO




En los retratos de cada día, la velocidad disuelta de la llave maestra
del tiempo: ¿acaso hay necesidad de reírnos para cambiarle
el rumbo al mar?  ¿Es hoy, mañana, el pantano múltiple de las pupilas? 
Nos muerde la vieja mnemotecnia del maniquí en medio de la constante
de la nube. ¿Dónde está la sapiencia jugando a la luz?
Supongo que es sólo estribillo el paisaje levadizo del éxtasis del viento.
(En el mechón de los automatismos, siempre perviven grietas y vacíos);
desde luego, lo sé ahora cuando fluye la penumbra,
y me acuerdo de los mandatos de la breña.
Mañana seguirá la obediencia inmóvil, como la boca de la ciénaga.
El vaho fluye como la undécima hora en las esquinas…

Barataria, 18.II.2014

lunes, 17 de febrero de 2014

CARTA AL FUTURO

Imagen cogida de la red




CARTA AL FUTURO




Donde el fuego nos alcance, el frenesí de la tinta en el nuevo orden.
Ante las instrucciones, la estrella del porvenir. (Después de la tormenta
y sus  jirones aciagos, la luz en los cristales del anhelo.)
Ya fue suficiente la salmuera y la oscuridad agónica entre nosotros:
sobrevivimos a los espejismos, ahora es tiempo de que los ojos estén
a la altura de la hoguera del coraje para deshacer la espuma.
Sé que en la laboriosidad del aliento, están las municiones del fermento
y no la ceniza, (el amor es como el alquimista en busca del alba);
—nosotros ya encontramos la salida al oscuro vinagre del camino.
¡Cuánto nos ha costado permanecer despiertos para fabular el nuevo ciclo!
Sirva el día para deshacer todo lo antiguo: también la rebeldía
tiene su dosis de alegría, el viento se abre como brasa luminosa…

Barataria, 17.II.2014

domingo, 16 de febrero de 2014

VERSIÓN DEL JUEGO

Imagen cogida de la red



VERSIÓN DEL JUEGO




Sangro de pies y manos, pero aprendí a caminar en medio
de la desbandada. Dejé las muletas clavadas en el cielo, mientras los alfileres
espejeaban en la noche.
(En cada sótano ardían cuerpos fratricidas, la complicada simetría
de los muros y el extraño camino de  los que platican del amor.)
Desde entonces he querido borrar los precipicios y salvarme del insomnio
de las cerraduras: no es fácil, claro, pensar en todos los pormenores,
sin transitar el puente del pasado, sin ver el caballo de la tiniebla en el umbral.
Abierto el cofre y sus incandescencias, de seguro puedo ver el hacha
al acecho y su garganta intoxicada de ventisqueros.

Barataria, 16.II.2014

sábado, 15 de febrero de 2014

PÁGINA CLANDESTINA

Imagen cogida de mathsmovies.com





PÁGINA CLANDESTINA




Escribiendo todos los días, me pierdo en el ala del sombrero, de la polea
sujeta a la cuerda de la saliva que prolonga la respiración en los excrementos.
A mayor eclosión, las muestras de nuestro patriotismo a ultranza,
de los viejos semáforos de las consignas.
Ya veréis cómo cambian los colores cuando uno cree estar cerca del infinito;
al respecto, el tiempo siempre está a la medida de las circunstancias.
En la página paradisíaca de los poros nunca acaba la vertiente
de los relámpagos, ni la avería que deja el declive del abismo.
Asediado por las sillas del césped, quemo adentro, el mar cultivado.
Mañana seremos distintos: habremos de estar en el deshielo amenazados
por el óxido de las calaveras…

Barataria, 15.II.2014

viernes, 14 de febrero de 2014

HABITACIÓN

Imagen cogida de la red




HABITACIÓN




Miro los símbolos cotidianos del resplandor, el otro ojo de los recuerdos,
el pozo de la habitación purificado en los ojos, mientras la ciudad
permanece saturada de transeúntes y vigías.
Las calles me absorben con la frivolidad de sus muertos, con el terror
desconfiado de los bolsillos,
al punto de pensar en la inmensidad de las aguas (vivir siempre es
una posibilidad cuando se está en medio de nombres prohibidos: en el umbral,
los largos caminos de los espejos empañados.)
Los delirios de la memoria no dejan de tener guijarros encendidos
y terribles aglomeraciones, ahí, en la lengua.
Ya cavado el antifaz, puedo escribirle telegramas a la lucidez.

Barataria, 14.II.2014

miércoles, 12 de febrero de 2014

LA NOCHE Y LOS ESPEJOS

Imagen cogida de la red




LA NOCHE Y LOS ESPEJOS




En la lejanía el cuervo mastica noches yertas y espejos lamidos;
a dentelladas el primero, segundo y tercer sueño: el calendario anuncia el fin.
Las aves lucen evaporadas en el vaivén de las preguntas,
¿de qué alas se desplaza el cielo, la sal del violín del vaivén?
(Seguro que el mar es apenas un beso imaginario y el luto un tejado
donde discurre la muchedumbre.)
En mis manos me da por apretar el olvido, abrirle la boca a la existencia
de la lectura, seducir un poco la luz de las palabras,
—aunque sepamos, a fin de cuentas— que las ventanas se ahogan en el poema.
(Un caballo embiste la migaja de los barrotes al punto de romperle
la columna vertebral a mis anteojos.)
Quizá, mañana, le quite la anemia a mis arterias…

Barataria, 12.II.2013

domingo, 9 de febrero de 2014

NO ES DEMASÍA

Imagen cogida del FB Luminita Lazaroiu




NO ES DEMASÍA




No es demasía el estilo doble de los antagonismos, el desquite a voluntad
de la devolución de los mástiles a quemarropa: hay una prueba nupcial
en el entrecejo de las pupilas, en la llave cordal de la desnudez.
(Jamás pude mezclar ciencia con los malabarismos del instinto,
con esa mnemotecnia amarilla del oleaje.)
—Perdonadme que insista en los juegos de las sábanas y en esa declaración
 lúdica del éxtasis freudiano.
En lo que a mí respecta, siempre platico con gorriones de alucinante fuego;
y juego con el gato diario de los arrecifes.
No tengo más pretensiones que caminar sobre los vacíos del asfalto,
y limpiar después, la alcancía que guarda las mareas…

Barataria, 09.II.2014

viernes, 7 de febrero de 2014

RENDIJA

Imagen cogida de la red




RENDIJA




No cabe mi voz en las rendijas del tiempo, ni dentro del panal de los deseos.
Lavo pies y manos en estas aguas amargas de la sangre.
(A menudo son cruciales los inviernos en la medida que impele el desvelo,
y la cobija no redime el frío.)
Desde los tiempos ciegos he acumulado soles oscuros, y derramado
cruces a la usanza de antaño. Duele la belleza absoluta en la arrogancia
del minuto, cuando los girasoles rompen su propio andamiaje.
De cierto que me desangra tanta ficción con ríos crecientes en el costado.
Barataria, 06.II.2013


martes, 4 de febrero de 2014

BANCA

Imagen cogida de la red



BANCA




¿En qué banca olvidadiza el rastrojo muerde los zapatos? ¿En qué ciudad
ilusa el aliento divaga su desconfianza y sus temores?
—El ojo con sus detalles captura los inconscientes cotidianos, la variada
tristeza de los barcos, el éxtasis insular de los destellos.
En el contraviento de las miradas, prefiero herirme con la luz
y tocar la mudez inmóvil de algún pájaro.
(En cada descenso siempre nos sobreviven los espejismos, y esa hoguera
del nosotros en las pestañas);
no sé si los pies, —entretanto— puedan resistir el tumulto, esos desniveles
que produce la temperatura del delirio.
La respiración de cada día vuelve incoloro el follaje de la saliva.

Barataria, 04.II.2014

lunes, 3 de febrero de 2014

NOCHE OSCURA

Imagen cogida de la red




NOCHE OSCURA




Después de morder los talones del día, la noche oscura en la sal delirante
del sollozo, la infancia perdida en la boca de la fatiga.  (Todo termina como
peces retorcidos en la oscuridad); el golpe de la tinta en las paredes
de la luna y el semen a fuego lento del delirio.
El hambre miserable de la serpiente es un fastidio: el desenfreno
de la imaginación y su puerta de ojos de perro. La sabiduría del peligro
en medio de la tormenta, la libertad clandestina de los sacrilegios.
—En algún lugar del incendio de la oscuridad, la mayor hoguera del bisturí
y sus peligros acechantes como el deshielo de la marea.
Ahora sé que el sonambulismo me llega hasta los pulmones…

Barataria, 03.II.2014

domingo, 2 de febrero de 2014

DESTELLO

Imagen cogida de la red




DESTELLO




Siempre me pierdo en el destello cotidiano de la ciudad. ¿Olvido el justo
tiempo del día y sus comensales? —Madura la melancolía como una lluvia
inmensa en medio de los ecos amarillos de la sed.
Inundé mi incendio de trenes, de pájaros y sombras consumadas:
Volví a la vida después de ver los candiles encendidos; afuera, en las esquinas
de las alacenas, las contradicciones proféticas
de reír con frío en la memoria,
(el olvido es una noche infinita de vacíos en donde sólo son posibles
los conjuros disecados, y esta fealdad sin recompensa de habitar el mundo.)
Por cierto cualquier analogía con la luz ya es ganancia.

Barataria, 02.II.2014

sábado, 1 de febrero de 2014

LLAVE

Imagen cogida de la red




LLAVE




Hay tantas interrogantes antes de abrir el horizonte, antes de morder
el cielo falso de los relámpagos de la noche.
(En un segundo madura el mar y sus enigmas), el rumor sube a las fogatas
de la espuma, sin más oráculos que la sal entregada.
Después de todo, las palabras son mi único talismán en este cruce de ojos
irreales. Todo el porvenir está aquí en la defensa de los sueños.
Vos alumbrás el desorden de mis evasiones.
Barataria, 01.II.2014