martes, 10 de marzo de 2015

NOCHE PLENA

Imagen cogida de la red




NOCHE PLENA




el ciego es la luz, no el camino.
Hugo Mujica




Ciego el ojo de la memoria, pasa el doblez de la sombra entre la luz.  El mimbre
abre los tropezones del miedo, hasta vaciar el espejo de la noche.
Es la oscuridad plena de la materia. El letargo sordo e irrestañable del suspiro.
En el predio baldío de la queja, la niebla ciega de las palabras.
Alrededor de los grises, los brazos derrumbados del horizonte y monótono
el instante: el ojo se despoja de los guantes de sal.
Sobre la espiral onírica del camino solo el hueco que despliega sus telarañas.
Toda la luz tropieza en las pupilas, no el camino. Todas las partidas duplican
los espejos, no el enjambre tenaz de hojas sobre la piedra.
El cielo desnuda los trenes del inconsciente.
Cada quien parte desde su pecho hacia su propia salvación. No existe una hora
exacta para quemar los muros agrietados de la ceniza.
Mañana será solo olvido el ciego umbral de las semanas y la desmemoria…
Mañana será más real la fotografía del asfalto en el gorrión que reverbera
en la sangre su palabra de tatuaje negro. (Rezo junto al niño sacudido por las heridas
 en permanente ebullición.)
En la esquina de la oscuridad, la sombra hace de antorcha y zapatos.
Barataria, 25.II.2015

No hay comentarios: