miércoles, 6 de mayo de 2015

JUEGOS Y AUGURIOS

Imagen cogida de la red




JUEGOS Y AUGURIOS




Creo que soy yo quien ha cambiado; es la solución más simple. También la más
desagradable. Pero debo reconocer que estoy sujeto a estas súbitas
transformaciones. Lo que pasa es que rara vez pienso; entonces sin darme cuenta, se acumula en mí una multitud de pequeñas metamorfosis, y un buen día se produce una verdadera revolución. Es lo que ha dado a mi vida este aspecto desconcertante, incoherente.
Jean Paul Sartre




En realidad uno no tiene en cuenta los tantos desvaríos que devoran al tiempo
con tenacidad de buitre, ni las noches en solitario bebiéndose uno una cerveza.
De mi torpe nombre, el secular vuelo que a menudo desconcierta: uno ignora
todos los espejos de las postrimerías, las lentas monedas de ceniza al ras
del suelo y que tintinean y rebotan en puertas perecederas.
Dormito en el fluir del espejo negro de los excesos, en el lugar desierto
del péndulo, —a veces resultan insaciables las promesas del sexo al aire libre,
o el ataúd del follaje que de pronto camina sobre nuestras sienes.
La penumbra instiga mis precarias facultades... Afilo los pezones ahumados
de la vigilia por la niebla como el esmeril áspero del estrépito.
Conozco el extraño ojal del desconcierto y las incoherencias. La espina dentro
de la carne, la pinza del miedo como un reloj iracundo.
A la orilla de los augurios fúnebres, el otro pesebre volátil de las sombras.
Los juegos del goteo parecen fósforos derretidos a pausas, —la medianoche
corre debajo de mis párpados, abre los peldaños inevitables del sonido.
Siempre hay instantes en los que uno quiere arrancarse todas las vísceras.
Siempre tengo conciencia de la luz que se fuga de las rendijas, —o quizá,
del entresueño. Quizá de millones de libélulas artificiales. No losé.
Cierto es, que hay un delgado puente entre la luz y la sombra que cruza la calle.
El mundo está hecho de frías concavidades: palpo el in finito de la piedra.
Barataria, 03.V.2015

No hay comentarios: