jueves, 29 de octubre de 2015

NOCIÓN DE LA EXTRAÑEZA

Imagen cogida de:recreoviral.com/lugares/35-
fotos-magicas-de-ninos-jugando-alrededor-del-mundo




NOCIÓN DE LA EXTRAÑEZA




Disecadas las sombras del espejo, me queda el pájaro enredado en las sienes.
No sé si en medio de este lenguaje desaparezcan las palabras,
la frontera de la tinta, o el ascenso de las pupilas a la voz imposible.
Ante la noche la sombra del día que nos amanece, el innumerable vacío 
sobre las líneas de la hojarasca: un fonógrafo olvidado muerde mi boca,
una vajilla de peltre existe en el hocico de los perros, (siempre me hago conjeturas respecto al séptimo día), a los extravíos que emergen del espejismo.
Todavía juego con mis juguetes infantiles: la estación encantada
de las veredas y sus prolongadas ráfagas de verdor,
y las piscuchas entre la savia del aire.
En mis zapatos las varias travesías de peregrino incorregible. El caudal de mi sed, 
la arcilla, también, sobre los estertores de la claridad.
De pronto no hay límites para gozar el quinqué sobre el taburete de la tarde.
De pronto la voz del espacio rompe en vuelo los pulmones. La hoja del tiempo
acaba en infancia, o en plegaria, o en paisaje desvanecido, o en nada.
En mi noción de mundo, la rama filial de los brazos, las manos; luego los colores
de la palabra, su pasado y su presente, el interior de los ojos,
los ojos creciendo en el despojo de los ecos.
En la noción de firmamento se levanta mi abecedario: desnudo deshago
la sombra de la ceniza más allá del esplendor que tienen mis silencios.
Para la memoria, este diálogo inevitable con las palabras encendidas del Todo.
Barataria, 19.X.2015

No hay comentarios: