viernes, 6 de noviembre de 2015

PÁJAROS SECRETOS

Imagen cogida de la red




PÁJAROS SECRETOS




No es corriente de agua el veneno que reverbera en estos tiempos de mentes
atormentadas, ni siquiera mísero burdel la quema de conciencia que encarna
el presente: es solo ese prurito de candelabros de cara al tiempo,
ciertos petates que no llegan a escalera; algunos pájaros se apostan
como hienas y se aventuran a ese doble juego de las ondulaciones y las plagas.
Sé de la melancolía sin tregua que embarga a estas almas.
Sé de la noche y sus espasmos, de los cuerpos perseguidos por el golpe.
Sé del miedo a caminar en estas calles, por ello lo hacen en lo oscuro.
Ellos son los absolutos vicarios del fuego y los espejos.
Ellos invocan toda clase de amuletos.
Su éxtasis es el crimen y la palabra carnívora en los pasillos de la patria.
Su entereza no dista mucho a la del verdugo. Juegan a la ceniza;
ese es su destino. (Usted lo sabe porque aun grita las falsas consignas
de la neblina y las leyendas móviles de los mercados.)
¿Cuántas mutaciones son necesarias para superar la clandestinidad, el desvarío
y frustraciones de nuestro trópico?
Unos creen que ya se habían superado ciertos días, pero los espejismos son
voluptuosos espejos, espuma disuelta de la nostalgia, inmóvil mástil de la sed.
—Usted lo sabe cuando persigue  el cuerpo de viejos firmamentos,
cuando frente al tiempo uno finge los insomnios.
Seguro que en la yugular del orgasmo las tantas confusiones de la desbandada.
Barataria, 2015

No hay comentarios: