martes, 19 de enero de 2016

ANIMAL IMPOSIBLE

Imagen cogida de la red




ANIMAL  IMPOSIBLE




Imposible no caminar en medio de las sombras, junto al arbusto, o a la pared
evocada de la infancia, aferrado al aire lúgubre de los prostíbulos.
Imposible no ser este animal sordo de los monólogos, contrito de oscuridad,
mientras se deshacen los pespuntes de la nostalgia y sube la fuerza
de la herrumbre hasta los huesos.
—Usted y yo, simplemente seguimos jugando a los miedos; pensamos
en los espejos agrios de los escapularios, en los sueños dubitativos que provocan 
los túneles, o en la perenne sombra que nos vigila desde la ventana.
a menudo nos acorrala la ausencia desfigurada de las cosas: el amor, el deseo,
los desalojos o la voracidad del cactus que nos rodea.
Es imposible ocultar los andrajos de la risa, la nube posesa en las sombras,
la llovizna de sal permeable en los ojos, esta historia que nos despierta
cada mañana con el mismo fuego.
En la remota conciencia de las albercas, el patio castrado de los peces;
o el desván sofocado por los féretros, o la exasperación de la demencia
en la punta de los dedos, o los adioses ajenos a la esperanza.
—Usted y yo, jugamos a la desesperación de los minutos: contra todo el moho 
rociado en las aldabas de la noche, nos vaciamos en la luna que escarba 
en los litorales, en esas orillas terribles del fermento.
¿Existe algún lugar más cercano al libro del crimen que propicia la neblina?
Algunas veces, sólo es posible oír el propio pulso y sus huesos carcomidos…
Barataria, 03.I.2016

No hay comentarios: