viernes, 19 de febrero de 2016

EPISODIOS DEL DÍA

Imagen cogida de bricolaje.facilisimo.com




EPISODIOS DEL DÍA




Delante de mis ojos cercenados los ásperos andenes de los espejos del tiempo.
La conciencia como las paredes desintegradas en la orina, ese otro yo
desvelado del instinto que maquina todas las atrocidades del fuego: nada deja
en pie, sino los trocitos de esperanza sin antídotos.
A veces me deja en silencio el ojo ciego de los andenes: la carcoma desteñida
de los miedos, los cántaros derruidos por el caos, el hacha y su oscura corbata
líquida. (Me quedo absorto dentro de la órbita mortuoria de los orgasmos; levito 
en el abismo de los discursos presidenciales; a menudo, —me harto, también—, 
del pez seminal serpenteando en el desequilibrio de la abstracción.
Sí, siempre escucho hablar del infinito. Será que mi precocidad requiere
del maestro del psicoanálisis. Me hablan de la eternidad. Yo ya sangré hasta habitar 
lo irreconocible. Me hablan de desnudez. La mendicidad nunca se evaporó, 
está en mis tiliches y en ese otro fuego donde no tienen cabida los velorios, 
sino la hondura de la puerta.)
Uno quiere abrir las manos y se queda en los monólogos.
Uno sangra al desvestir los ojos, sangra de inodoros y esparadrapos.
Uno sangra en el espejeo de las fotografías familiares, sangra frente a la noche
y sus misales, sangra de coraje y de grafiti.
Hoy me agarro del irascible palo de jiote; dejo, —por supuesto—, que supuren
las esquirlas y que al final del día, no se imponga la tortura, los electrodos,
ni la farsa: a lo largo del camino, existe un juego que jugamos todos…
Barataria,2016

No hay comentarios: