martes, 8 de marzo de 2016

SOSPECHA

Imagen cogida de 39escalones.wordpress.com




SOSPECHA




En estos días de mundo lejano y resistencias, las heridas se resignan a la ironía,
de una intimidad plagada de palabras sospechosas.
Después de todo, la ficción únicamente llega a conjetura. Ceguera y ahogos
mutuos en una soledad regresiva.
En medio de los ojos, la existencia de los escalofríos, las lenguas amoratadas
de la luz, las noches flotantes de las sombras en sus vacíos pensamientos.
Sobre los bolsillos mutilados, la obscena gangrena de los jardines.
Entre las manos, todo el amargor de la escarcha de las estaciones.
Mientras acomodo estos fríos de la soñolencia, el pájaro de la aprensión hasta tocar
 el infierno, o el pretexto de la ciudad.
Uno nunca sabe hasta dónde llegan los acordes de la lluvia, o las cavilaciones
de un ciego,  o la muerte que roza otros cuerpos con su cuerpo.
Cruzan de pie todos los remordimientos sobre la herida: ¿es niebla o noche,
esta memoria gris de la sombra implacable sobre las sienes?
Jamás concluyen los caminos, ni la bruma ascendiendo a los ojos.
Uno sospecha del cuarto oscuro de los desgarramientos, de la usura, de la sal,
de aquella savia ardorosa de los cuerpos.
Más allá del desvelo, supongo que son las cárceles las que nos recuerdan.
En la carne hendida por el grito, las piedras de la fiebre o la angustia.
Hoy en día nadie está ileso. Uno sospecha de la inocencia y las enredaderas.
Nos parece lánguida la verdad, en un mundo que nos da la espalda…
Barataria, 15.II.2016

No hay comentarios: