jueves, 8 de diciembre de 2016

INDIGENCIAS

Imagen cogida de la red





INDIGENCIAS




Mis silencios están llenos de ceniza: debo caminar a través de estas calles de continuos naufragios. Todo espacio en el vacío es fugitivo. Hay otras formas leves en el poniente: la memoria líquida de los peces, una sábana incomprensible sobre un pubis de delirios, el altavoz desesperado de una ventana. Un día de estos todo será frío como las orillas desnudas de lo remoto. Tras un pájaro colgando de lo escarpado, el ojo mira la desesperación sin ningún reparo. (La boca nunca puede morder lo que las manos destejen; ni los brazos pueden olvidar los huecos de la espera.)
Barataria, 2016

No hay comentarios: