domingo, 4 de diciembre de 2016

MEMORIA DE BALCONES

Imagen cogida de la red





MEMORIA DE BALCONES




¿Hasta dónde puedo recordar con mis ojos de hoy, los balcones de mi infancia? Caminé y crucé calles y sangré horizontes en mi boca. Y mordí los vacíos fatigados de los pájaros y ahogué todas mis fatigas en la neblina. Ahora sacudo los pañuelos del sollozo frente al tiempo: día a día me despido del infinito, de tus manos, de tu carne. Ando relámpagos de peces en mis sienes, y el dúo de la fiebre bajando, hasta la semilla húmeda del pálpito. El vértigo empuja hacia ese misterio de tu arcilla.

(Todos nuestros vientos en la garganta son memoria. En el absurdo del frío, la ropa de fuego de la memoria, el horizonte reciente en el ombligo, el árbol de medianoche en la profundidad de las aguas. En el extremo de sed, el oráculo de los balcones, el vuelo prometido)…
Barataria, 02.X.2016

No hay comentarios: