lunes, 27 de marzo de 2017

MEMORIA

Pintura de Salvador Dalí, cogida de Printerest.





MEMORIA




En la tormenta de mis recuerdos el paisaje de los grandes vacíos y las castraciones los alfileres invisibles del lenguaje algunas fotografías de la esquizofrenia o la historia al borde de la sed de las paranoias me río del degüello acostado de los parques y de todas las posibilidades que tiene el sollozo y de todos los abandonos florecidos de la comicidad acaso soy en el eco de algún confinamiento el demasiado desorden de mis histerias  el ruido húmedo de los albañales el olor perdido de los vahos el postrer vértigo del remedo me seducen las puertas oscuras de dedos y esta puta desazón que ejerzo como un oficio en el umbral el muérdago de la noche las hojitas de ruda o chichipince el amor perenne a los reemplazos todo es tan probo como ciertas corbatas sinuosas sobre una catarata de espuma ahora debo repetir la monotonía de la ceniza y en lo posible la arcilla de la historia y su nómada fuego encendido en tantas vidas nunca dejan de ser necesarias las carpinterías ni las muertes viscerales del país (pesan los zapatos desconfiados sobre las aceras pesan las calles moquientas de violencia pesan las paredes temblosas de arrugas pesa el derecho a nada salvo ciertos parpadeos del otrora —pesás vos que rasgás mi herida entreabierta lo irrestañable de las quemaduras el ala deforme del vacío mientras imagino la desaparición de mi ropa y la sombra que acumula mi garganta)

No hay un día nuevo sino una lluvia que repite su testamento: la memoria de seguro es llaga esperanzada en medio  del hondo ahogo de la herida

Aun con todas las aguas del presunto olvido la alacena de la memoria muestra sus instantáneas como ese juego de espejos de la sombra
Barataria, 07.II.2017

No hay comentarios: