miércoles, 26 de abril de 2017

SEMANAS SUICIDAS

Imagen cogida de la red





SEMANAS SUICIDAS




En el corazón del reloj festejamos la sed oscura que forjan los pájaros los cántaros inundados de apretadas arrugas y caducas humedades tantas semanas de crudas herramientas arrojadas por el filo de las ventanas siempre nos llueve la congoja de los metales y el corazón absoluto de los homicidas duelen las ruinas en las que nos hemos convertido el grano tirado en el erial las cerraduras de ceniza la sombra que nos escupe hasta predicar el sollozo en el delantal errante toda la lluvia del dolor —desde siempre el trueno del matorral y los enredos del extravío en la cuna arremangada del aliento

Buceo debajo de la piedra por si acaso en los caminos que fueron en el pedazo de día que aun repica en el esqueleto de mundo del alambique en los calabozos donde guarda la noche sus cuchillos

A veces me aferro a los huesitos amargos de las telarañas o a la cicatrización del pecho de los cementerios: allí en la locura y mis miedos el prójimo y su techo de tristeza la densidad brutal de lo destruido

—Todo tiene esa fragancia pegajosa del ijillo las palabras como ásperas piedras aquí florece la rosa amarilla de la muerte rota de territorio
Barataria, 2017

No hay comentarios: