jueves, 15 de junio de 2017

POLVO EN LOS OJOS

Pintura cogida de Printerest





POLVO EN LOS OJOS




“Su paso es una llaga sobre el rostro del tiempo.” Repica después emborracha los días: tenía todos los extravíos de la tarde en las paredes de lámina de los callejones se fueron acumulando las distancias los pernos mohosos de las aldabas las deplorables manos de la fatiga: era menester golpear una y otra vez las heridas en lo inmundo plantaba fuegos hasta el hartazgo era diluvio este lado del espejo el hondo cuerpo descubierto de los días sospecho que era la patria desplomada de espaldas con la necesidad de alinear los poros de las palabras lo bastante para el esplendor o el estrépito a no ser por el tiempo éramos equilibristas bárbaros para forcejear en todos los rincones del ardor hoy sólo podemos delatar las paradojas y los tributos exaltados de la primera gracia ¿Quién puede arrancarle los ojos al manicomio, asomarse al tejido destruido dar un amén de hostia en medio de tantos transeúntes?  Nunca me resistí a la saliva acribillada de tu boca ni al alboroto del musgo endulzado por el tacto nunca aborrecí tu lengua blanqueada de hombre ni ese siempre lento suspiro del escote pero tu nombre no se estira con el tiempo ni retorna al cuerpo que tuvimos si acaso un sabor a lejanía ronda  en la memoria si acaso  siempre te dije dime y vos nunca cambiaste de personaje y yo de debilidad supongo que nunca estuve ahí cuando ya la guerra había descosido mis emociones sólo sé que ardían dos nombres en su propia sepultura al final descubrimos dos cuerpos: la úlcera y el desvelo el frío y la acritud entre la sospecha y la muchedumbre asumimos los viejos estertores de las insinuaciones la luz invertida de las ventanas la mutación extrema de los personajes en el sueño…
Barataria, 2017

No hay comentarios: