miércoles, 5 de julio de 2017

CURVAS DEL UMBRAL

Imagen cogida de la red





CURVAS DEL UMBRAL




Siempre existen razones para leer las líneas curvas del umbral al igual que las de la conciencia la vaga sombra del tiempo y estas aguas de cipreses en los sueños: ya se han perdido las ropas en este largo camino de la noche la desnudez sola en el extravío en estos descensos hacia el degüello de las fosas donde el interior de los encajes palpitan elevadas trementinas he madurado en mis brazos la fatiga y ese imposible de cuellos de las tempestades y ese dolor que a ratos lame los centavos de la indecencia giran los trenes en su desbordamiento fatal todo es cierto en los sueños he pensado finalmente ciertos los arrojos consumados el ala disuelta en los vagidos o la redonda pestilencia de los credos las aves marías, los padres nuestros siempre la alegría acaba siendo sometida por lo fúnebre después del vértigo cruzamos la oscuridad indeleble de las aguas los infinitos de la flama la entraña oscura de las poluciones más atroces ya no sé si queda tiempo para la sed de las palabras ni si ésta se disuelve en los maniqueísmos ni si el cuerpo es otro arrebato poco locuaz de la ceniza lo cierto es que uno perpetua los diferentes espejos del rastro que dejan los ardimientos de la lluvia nada es más elocuente que las ausencias en la bóveda sola de melancolía debajo de la cobija uno enciende los escapularios y en lo hondo arden las lejanías la claridad de aquella memoria ya con vacíos las semanas que uno anduvo dibujadas en el cielo de la boca alguna vez pensamos en las semillas alguna vez acaso rotamos sin caer y arrastramos el tiempo hacia el breve instante del incendio dejada ahora la infinitud del día sabemos que el fuego solo no se mantiene y que en las esquinas del horizonte todo se reduce a escoria también en los ojos mueren los espejos y la mirada y el cuerpo ciego en las indeterminaciones de la sombra los abanicos sordos del colibrí fenecido si algo queda en el aliento es el horror enamorado de las tumbas o el escarabajo excesivo de la angustia o la hiriente abeja del amargor con su golpe de herradura
Barataria, 2017

No hay comentarios: