viernes, 7 de julio de 2017

PARA COLMO DE MALES

Fotografía propiedad de la poeta Sandra Ledeska Apablaza Muñoz






PARA COLMO DE MALES




En un nudo de pájaros  azotan los dientes bipolares de los rompecabezas de la perversión y el estrago en el comienzo restriego los juegos domésticos  de la avidez y la fiebre: hay crispación en todas estas manos agitadas del celo todo es tan real como las masturbaciones de la podredumbre el mal de ojo de los litorales y su espuma a cuestas del callado ruido de las invasiones en las estridencias del bullicio encarnado las hélices del aliento cuelgan de los rieles de los tributos junto al nudo ciego del fastidio he destronado las noches lo mismo que el infinito todos los senderos imprecisos arrullo la hojarasca del crepúsculo y vaho en su arraigada somnolencia adoro la hoja que cae lentamente del árbol de la vida los mares mayores del misterio y su intimidad de ahogado estrépito siempre los puertos imposibles son una vileza aquella puerta mística de mis pensamientos obscenos o el suelo que me mira con su diluvio espectral de objetos sin destino no tiene sentido ser esclavo de la noche ni del cadáver irreparable del cuerpo ni del tiempo muerto no tiene sentido lo inevitable de los ahoras tampoco el hoy después de hoy con sus cansancios tampoco el circo de las mañanas y esa espera hasta cierto punto insolente de la voz en cuclillas hay peces que gruñen en mi cuerpo con sus escamas de olvido nadie declina a los ojos de la tarde ni al hastío producido por tantos nombres inservibles a menudo todo es impredecible como la demencia desmedida de los crímenes que acontecen a diario hay fríos como el infierno de una navaja en una lágrima de frigoríficos hay sicarios para disputarse la sed: yo me quedo sin embargo espléndido de desastres entre la desnudez del reproche a la espera de que no me invadan los remordimientos a la fractura de los suspiros ni a esta orilla donde es idílico el desparpajo al final te veo desnuda para colmo de mis males: ahí claudican mis fríos
Barataria, 2017

No hay comentarios: